miércoles, 20 de enero de 2010

un diamante forever

Hubo un tiempo anterior en el mercado del arte, en el que los financieros-esos seres que privatizan la ganancias y socializan las pérdidas- que compraban arte: el más caro, el más conocido, el más marca, y cuanto grande más satisfechos se sentían. Era el viagra de los mega-ricos.
Pasó ese tiempo, y ahora sus novias-jóvenes y discretamente operadas, ya no piden los regalos en la galerías de Chelsea, vuelven a lo básico del diamante, por si vienen tiempos revueltos como los últimos vividos.
Ellos vuelven también a duplicar sus bonus. ¿que hacer, que diría Lenin?
10.23 enero02:17Illinis Institute of Technology, Chicago, Illinois, Estados Unidos

(Jeff Koons)

8 comentarios:

Isabel Martínez dijo...

¿No serán más bien los empresarios esos seres que privatizan las ganancias y socializan las pérdidas? Al menos, en mi empresa funcionan así.
También puede llevar ironía tu frase, no lo dudo por el contexto.
Gracias por tu lucidez.

marcela dijo...

Si, Isabel exactamente es como dices, me había dejado llevar por la ilusión de que fuese al réves. Era una ironía que no se entendía bien. Lo corrijo.

calamarin dijo...

yo creo que ya paso a la historia eso de hacer regalos carisimos, los empresarios saben que hay miles de chicas esperando simplemente para poder sobrevivir... (ese es problema, sobrevivir)

evasiete dijo...

Y a todo esto, esperemos que los artistas sobrevivan...
Un saludo

trilceunlugar dijo...

hay cosas, como los intereses que nunca cambian

nancicomansi dijo...

Estoy con TRILCe...cambian la forma pero no el fondo...
Lástima.

Y Hola de nuevo, miles de abrazos!!!

Clo dijo...

Lennin diría: "El capital se convierte en traba del modo de producción que ha prosperado junto con él y bajo su amparo."

me agradó mucho tu rincón.
amenazo volver.

pilar mandl dijo...

¡Yo quiero un bombón de "plástico" como ese!!!!!!
También los "novios-jóvenes y discretamente operados" piden regalos...

Un beso