martes, 5 de enero de 2010

desolación

El deseo necesita tiempo, sí. El auténtico deseo. ¿Quizás sea la necesidad de volver a lo que ya se tuvo o empaparse cada día de lo que ya se tiene? La aceleración conspira siempre contra la recreación morosa de la mirada. Es un tópico, pero ¿cuánto tiempo necesitaba el ojo para recorrer una obra barroca? El deseo no es minimalista, es gótico.
Y sí, el deseo se aleja igual que el avión despega y abandona al finger, en esa desolación que provoca la anulación del contacto.
(foto partisana)

4 comentarios:

Isabel Martínez dijo...

Nada más que por lo que indicas de que "El deseo no es minimalista, es gótico", te hago reverencias.
Jo, Marcela, qué frases te salen comentando las fotos.

dandybrandy dijo...

el deseo es...deseo

marcela dijo...

Deseo cumplido, deseo acabado.
Si dura mucho además: es pesado. Sin embargo, ahí lo tenemos y nunca queremos que se marche.
Lo malo es que en ocasiones, los deseos son compartidos.

pilar mandl dijo...

¡Qué bien unida la imagen y la palabra!
Efectivamente. El deseo necesita tiempo... para que se convierta en
EL DESEO.

Un beso