viernes, 19 de mayo de 2017

por qué vivir bertrand russell


Para Qué He Vivido:
“Tres pasiones, simples, pero abrumadoramente intensas, han gobernado mi vida: el ansia de amor, la búsqueda del conocimiento y una insoportable piedad por el sufrimiento de la humanidad. Estas tres pasiones, como grandes vendavales, me han llevado de acá para allá, por una ruta cambiante, sobre un profundo océano de angustia, hasta el borde mismo de la desesperación.
He buscado el amor, primero, porque conduce al éxtasis, un éxtasis tan grande, que a menudo hubiera sacrificado el resto de mi existencia por unas horas de este gozo. Lo he buscado, en segundo lugar, porque alivia la soledad, esa terrible soledad en que una conciencia trémula se asoma al borde del mundo para otear el frío e insondable abismo sin vida. Lo he buscado, finalmente, porque en la unión del amor he visto, en una miniatura mística, la visión anticipada del cielo que han imaginado santos y poetas. Esto era lo que buscaba, y, aunque pudiera parecer demasiado bueno para esta vida humana, esto es lo que -al fin- he hallado.
Con igual pasión he buscado el conocimiento. He deseado entender el corazón de los hombres. He deseado saber por qué brillan las estrellas. Y he tratado de aprehender el poder pitagórico en virtud del cual el número domina al flujo. Algo de esto he logrado, aunque no mucho.
El amor y el conocimiento, en la medida en que ambos eran posibles, me transportaban hacia el cielo. Pero siempre la piedad me hacía volver a la tierra. Resuena en mi corazón el eco de gritos de dolor. Niños hambrientos, víctimas torturadas por opresores, ancianos desvalidos, carga odiosa para sus hijos, y todo un mundo de soledad, pobreza y dolor convierten en una burla lo que debería ser la existencia humana. Deseo ardientemente aliviar el mal, pero no puedo, y yo también sufro.
Ésta ha sido mi vida. La he hallado digna de vivirse, y con gusto volvería a vivirla si se me ofreciese la oportunidad.”
Bertrand Russell, Autobiografía , 1967

miércoles, 17 de mayo de 2017

historias bastante creibles del arte

Este cuadro que veis aquí es de Jean Michel Basquiat, un artista que vivió rápido y murió muy joven. Un  afroamericano de familia culta y sofisticada que salió a las calles del Soho a dar rienda suelta a su inconmensurable talento.

Comenzó escribiendo una serie de grafitis con unas mayúsculas características que representaban quejas conceptuales.
Y terminó por pintar obras que hoy todos quieren tener en sus casas. Sin embargo, los únicos que pueden poseerlas son aquellos contra los que él se manifestaba. La obra sale esta tarde-noche a subasta en Nueva York y alcanzará un nuevo récord. Fue pintda en 1982 y dos años más tarde se vendió tambien en subasta por 18.000 dólares. Hoy se espera que alcance 60 millones de dólares.

El chico radiante murió de una sobredosis. Eso ocurre mucho. Morir para tener éxito. Por el contrario hoy muchos artistas viven para tenerlo.

Añadido después de la subasta:lo termino comprando un chino de 43 año llamado Yusaku Maezawa por 111, 5 millones. China compra el mundo. Todo, entero.

lunes, 15 de mayo de 2017

efímera y fugitiva



Si no existiera la fotografía, la moda no se hubiera convertido en una de las industrias más potentes y pujantes del siglo XXI. El universo de la moda es complejo, y en su entramado interactúan infinidad de expertos para poder hacer frente a la implacable inmediatez que requieren sus procesos.

Creo que es un fenómeno que explica los cambios sociales. Filósofos como Benjamin, Derrida y Lipovesky han hablado sobre ese imperio efímero,y como soy una letra-herida y somos lo que leemos, mi colección de moda - sin que sea una fan de seguirla- forma parte de mi colección de fotografía.

Y ahora se expone en el Museo Patio Herreriano de Valladolid.

viernes, 12 de mayo de 2017

recelar, por interés

-->  Los celos, dicen, son el interés extremado y activo que se sienten por una causa o una persona. Yo redoblo-Recelo. Yo sentía recelo de cualquier afecto que pudiera alcanzar esa persona. Y claro cuando recelas es por algo. Cuando la relación anterior ya te dió datos, y todas las anteriores. 
Lo que hiciste, harás. 

Por otro lado, no se conserva con celo la casa?.  No se guardan las obras de arte en los museos. Lo valiosos se conserva. Incluso con recelo y medidas de seguridad.

Foto: Karin Apollonia Müller 

lunes, 8 de mayo de 2017

Afomios solo mios


El humor es el sostén de nuestro cerebro.
La estupidez aprieta pero no ahoga,
El experto siempre parece tener razón, y cobra mucho por esa apariencia.
Los gustos nunca son comunes, son propios.
La poesia es un apretón del alma.
El amor debería tener aparcamiento limitado.
Las familia sostiene que son imprescindibles, pero los cementerios están llenos de ellas.

martes, 2 de mayo de 2017

de cambios minúsculos

 



De regreso, el alma siempre pide volver a sitios de antes; como fotografía amarillas. No ser indiferente al paso de los fotogramas de la vida ante los ojos. Regreso. Unos días de ausencia. Me reinserto en mi blog-diario habitual. Ausentarse unos días no parece excesivo y sin embargo tiene sus consecuencias porque me aterran las banalidades con el tiempo.
Paisaje mío que comparto, a veces desolado y ausente. Muchas más de encuentros con imágenes e historias reales que parecen inciertas.
Cambiar algunos momentos de cielo, incluso de acera. 
En solitario, después de tantos cambios como he experimentado, estoy en condiciones de decir que todos esos giros se deben a que en realidad nunca he cambiado. 

(fotografia Laura Muller) 

jueves, 27 de abril de 2017

cosas muy cotidianas


... EL CÉLEBRE SENTIMIENTO
Cuando morí por vez primera
―aún sé cómo ocurrió―,
morí en silencio y fue del todo,
pasó en Hamburgo, el mes de abril,
y yo tenía dieciocho.
Cuando morí por vez segunda
la muerte me hizo daño.
Yo te dejé bien poca cosa:
el corazón batiendo en tu portón,
sobre la nieve huellas rojas.
Pero al morir por vez tercera
no me dolió ya tanto.
Tan cotidiana como el pan
y los vestidos fue la muerte.
Ya no me muero más
Mascha Kaléko