viernes, 30 de diciembre de 2016

la vida te da.



El ser humano desde sus orígenes tuvo la necesidad de hacer cosas, desde cocinar, hasta hacer su propia ropa. En el transcurso del tiempo, las invenciones y descubrimientos han estado basadas en el hacer. Por otro lado, cuando somos niños, sentimos ganas de hacer cosas: carros, casas, puentes, muñecos, etc. Ya nacemos con ese deseo de crear.

Bueno, sencillamente lo he recuperado. La vida te da, la vida te quita y la vida te vuelve a dar. Y este es mi último trabajo para ejercitar la paciencia.

martes, 27 de diciembre de 2016

con la verdad por delante




Nunca creí que podía mudarme de casa. Llevo 32 años en la misma y anteriormente sólo viví con mis padres y en otra después de independizarme, en Donostia. Total dos propias y una familiar.

Ahora me he mudado a una de alquiler y la verdad es que la casa me gusta, pero la casera se debería llamar María LaBorde. Es una señora de esas que contesta siempre con chulería, acompañada y precedida por la ignorancia. Dice una frase que está entre las más odiadas de mi existencia "yo voy siempre con la verdad por delante". Cuando hablo con ella que han sido dos escuetas veces, me dan ganas de responderle !ay señora eso es lo que estoy deseando que se la lleve por delante!. Como todos los que la dicen, miente.

En fin que ha tardado tres meses en darme permiso para hacer una obra mínima y necesaria, y cuando le digo que no funciona el gas contesta "si no hubiera tardado tantos meses en venir, no sucedería! y cosas de ese porte. Vive en un barrio y ha heredado mnuchos pisos pero tenía que haber sido emigrante y haber naciado en Siria. Y no digo más. 

Esta es la última ocasión que os hablo de la Sra María que creo debe estar casada con un tipo con tanta paciencia como San José. Y a todas estas yo creo que la verdad debería ir siempre por detrás, para contrastar que así era.

domingo, 25 de diciembre de 2016

la mirada como deleite.

Solo los ladrones, los espías, los amantes, los diplomáticos y todos los esclavos conocen los recursos y los deleites de la mirada.
Honoré de Balzac


La mirada no es sino tener el cerebro abierto a lo cotidiano, a lo ordinario, hasta que mirándolo descubras lo que hay de extraordinario. Mirar es una de las facultade más importantes para mí. Soy una cabeza que mira.

viernes, 23 de diciembre de 2016

una instalación de buren



No sé si me gusta la intervención de Buren y no sé si me gusta la Fondación Louis Vuitton, lo que sí se es que me gusta el emplazamiento en el Bois de Boulogne. Y ese ciervo que aparece es la mejor instalación.

martes, 20 de diciembre de 2016

bailar con arte: lil buck


encerrar la naturaleza: el nuevo arte



Cuando la pintura se hizo hiperreal, surgió la abstracción. Así, sencillamente. La fotografía se torno en localizaciones y montajes escénicos que se refotografiaban. Ahora las instalaciones de la naturaleza se montan en galerías. Ya se pueden ver bosques y ruinas tranpasadas a las paredes de una galería de Londres. Y así hemos visto, cascadas, arenas, desiertos en trozos que han vuelto a llevar la realidad de lo natural - cada día más lejana- al centro mismo de lo urbano.

Eso que parece una foto no lo es. Instalación de Alex Hartley, ‘A Gentle Collapsing II’, 2016. Courtesy the artist and Victoria Miro, London © Alex Hartley

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Como un pájaro en un cable: Chantal Maillard


Intermedio
Entre una imagen tuya
y otra imagen de ti
el mundo queda detenido.
En suspenso. Y mi vida
es ese pájaro pegado al cable
de alta tensión,
después de la descarga.
De “Lógica borrosa” 2002
Chantal Maillard
(instalacion partisana)

jueves, 8 de diciembre de 2016

Mujeres y sus labores.



Es la joint-venture entre capitalismo y patriarcado. Mientras las mujeres, a lo largo de los siglos, han venido cocinando, peinando, cosiendo... lo que hacían eran "sus labores". Esto estaba fuera del Mercado. Eran trabajos imprescindibles para la vida (social) sin que la sociedad los valorara. Las que mantenían el mundo eran las mujeres que hacían de verdad los trabajos imprescindibles: criar a los hijos, tener la comida, limpiar la casa, y amar por encima de todas las cosas.

Empiezan los hombres a dedicarse a ellos y ah! entonces sí; florecen cocineros, modistos y peluqueros (quién no conoce el nombre de alguno de estos famosos) y la cosa se convierte en negocio y arte. 


Si los hombres empezaran a amar y dejaran de competir, de presumir, de fingir y de cuantificarlo todo en términos económicos, la historia (y la Historia) sería otra. Una lástima. Menos mal que algunos valen la pena.


(Foto Irving Penn, Cleaning Woman)

jueves, 1 de diciembre de 2016

canciones muy nocturnas: smog



Una canción y dos aforismos para pensarlos.
"Somos lo que no hemos construido. De cuanto en verdad hemos edificado, apenas queda rastro".
"Lo que te pertenece, te destruye".

viernes, 25 de noviembre de 2016

el ser humano es solo

 "Lo humano es estar solo", dejó escrito Clarice Lispector. Pero hasta conseguirlo y renacer, hasta conseguir "ser una, entera y sólida", los terremotos, los temblores, el miedo a la libertad, a la soledad y el dolor nos vacían entre convulsiones negras. 

Creo que amar a alguien como se ama a una idea seguramente es utópico, pero maravilloso". Porque la sed también da alas a la locura, aunque, como escribe Paula Bonet, "¿qué significa exactamente estar cuerda?".

Existen locuras que demuestran las cadenas y corsés que oprimen en una relación tóxica de la que no se puede escapar. Esa relación que me vacía "por la boca y por los ojos cada vez que te recuerdo". Contrariamente hay recuerdos que me llenan.

Se nace solo y se muere solo, y si se tiene suerte y se es lo suficientemente responsable, se vive en compañía sin miedo al  abandono. Sin suerte uno se vacía en múltiples amores banales. Como el peor de los mundos laborales: con despido libre.

jueves, 24 de noviembre de 2016

en tiempos de incertidumbre no hacer mudanza


Las mudanzas emocionales o habitacionales necesitan muchas cajas. Los recuerdos se acumulan con el paso de los años, y hay que tener mucha energía para llevarlas a cabo.

Como soy de las que hace caso únicamente a aquellas cosas que son tonterías, lo serio de algunas situaciones me deja exhausta. Es que lo mismo plancho un huevo que frío una camiseta. Así que después de 30 años en una casa, me he mudado con miedo, precaución y acompañada de esa madre sueca un poco fría pero modesta y útil que hace que las casas españolas presenten un aspecto menos "barroco apañaó".

Acompañada de unos inmigrantes que llevan con sus furgonetas cosas que son imprescindibles, y otras que ni te hace falta, me he mudado. Nunca creí que fuese capaz. Y menos que la mudanza tuviera que someterse a los rigores de una estricta casera que marca unas leyes que para sí quisiera el soviet.

Acabado el importante momento, miro en mi antigua casa y veo que me queda el 80% de trasterio y cosas sin las que no sé vivir. Así que miro y remiro y después de horas tiro una revista y un clip. Será muy lento pero muy seguro. Soy coleccionista, de esos que terminan siendo vulgares almaceneros. !Y menos mal que no puedo comprar fotos desde hace años! Por otro lado es lo único serio que he hecho.

Incertidumbre, tienes nombre de soltera de Teruel.

viernes, 18 de noviembre de 2016

el arte del gestionar el tiempo


Soy una nerviosa heterodoxa, no creo en la profesionalidad. Simplemente creo que los llamados profesionales son pomposamente personas que llevan su trabajo a su cuenta corriente. Lo que ocurre que hay muchos malos malísimos que su estilo grandilociente y banal los hace pasar por genios. Los profesionales tardan mucho en tomar una decisión -hacen como que piensan- y luego simplemente cuando llega el momento la toman. Generalmente se equivocan tarden o no, pero cobran más tardando.

Llevo toda la vida oyendo con gran boeato ese término tan ridículo que si alguien me dice que él es "muy profesional" hecho mano a mi cartera. Si supieran que en la antigua Grecia llamaban profesionales a las mujeres que eran las que más cobraban de las que se paseaban por las aceras, no llamarían tan pomposamente así a su trabajo.

Soy muy rápida en todas mis acciones cotidianas y de trabajo, hace tiempo descubrí que  los resultados no se notaban entre dedicar mucho tiempo y poco. Lo mejor es que tampoco para los que trabajaba lo percibían. Como no me daba mucha importancia, ellos tampoco me exigían más de lo que podía ofrecer.

Porque en definitiva lo bueno, y no digamos lo perfecto solo está al alcance de los que de verdad son maestros en lo que hacen.

Con el tiempo restante miro el temblor de las hojas.

(gif de Yufun Tan)

miércoles, 16 de noviembre de 2016

de las lágrimas curativas




“Las lágrimas son la sangre del alma”, San Agustín.

“¿Quién dice que se nos murió todo cuando se nos quebraron los ojos? Todo despertó, todo comenzó”. 

 Celan. Die Niemandsrose 

También son agua y sal lo mismo que el mar. Y curan, así que en lugar de hacer talasoretapia hago lagrimaterapia.

martes, 8 de noviembre de 2016

dos amores y estar muy loco



Decía Miterrand después de vivir la dualidad de dos amores a la vez y no estar loco "Hay que desconfíar del amor apacible. Cuando es difícil, cuando lo es todo el rato, es cuando no se apaga."

Tuvo la suerte que a él los dos amores les respondían. No se sabe como sufrían -o no- las dos mujeres. 
(foto Rolph Gobits)


lunes, 31 de octubre de 2016

mínimos pensamientos de lunes



El mundo avanza deprisa, muy rápido. Prefiero no dejar arrastrarme por esa corriente de un futuro que sé que es ficticio, porque el único tiempo verbal que para mí existe es el presente y el pasado. El pasado ya pasó y el presente dura el tiempo en que se toma una imagen.

Miro en silencio el otoño y percibo la retirada de hojas como una advertencia de que las estaciones son las mismas cuatro de la vida. Esa vida que me gustaba más cuando la conocía menos. La naturaleza por el contrario me gusta más cuando más la conozco. Decía Stieglitz que no se podía hacer buen arte en el campo porque la naturaleza tranquiliza. Y el buen arte debe nacer de la inconformidad y el caos. El arte si no inquieta es decoración.

Considero además que no es natural estar adaptado a una sociedad profundamente enferma. Así que hay que volver a mirar lo que todavía es porque fue.

sábado, 29 de octubre de 2016

cuestión de detalles.

“Acariciad los detalles, los divinos detalles. En el arte elevado y en la ciencia pura. El detalle lo es todo”
(Vladimir Nabokov)

Acariciar con detalles a quienes nunca lo hicistéis. A aquellos que dejastéis en un lugar llamado olvido, sin ni siquiera haber sido capaces de acariciarlos en vuestras despedidas. Acariciar a los que engañastéis, a aquellos que nunca pensaron ni creyeron, que vuestra realidad no se crea con caricias. Aquellos que están dispuestos y estuvieron a dejar su vida y su casa en manos que les acariciaron. Y aún siguen haciendo. Simplemente por dar una última oportunidad a los detalles. Los detalles... hay está la diferencia!.

martes, 25 de octubre de 2016

pensamiento=sentimiento




"Hace falta mucho tiempo para que un sentimiento, en una mujer, se transforme en pensamiento".
 

M.Yourcenar

Las mujeres primero sentimos y luego pensamos. A veces pensamos demasiado tarde y sentimos demasiado tiempo. (partisana) 
(foto Emett Gowin)

lunes, 24 de octubre de 2016

Que fastidioso es amar


El esfuerzo es inútil, pero entretiene. El razonamiento es estéril, pero es divertido. 

Amar es fastidioso, pero tal vez sea preferible a no amar.

Fernando Pessoa

Los cuentos de las mujeres



Olympe de Gouges, Mary Wollstonecraft, Virginia Woolf, Simone de Beauvoir, Jean Rhys, Susan Sontag, Renata Adler, Camille Paglia, Alison Bechdel, Elizabeth Strout, Alice Munro, Chimamanda Ngozi Adichie, Amy Hempel. No sólo son autoras feministas: todas ellas ponen de manifiesto que la literatura ha sido durante siglos el ámbito de intervención escogido por algunas mujeres -el campo de batalla, podría decirse- para la adquisición de unos derechos que nunca están completamente adquiridos, que se recuperan diaria y dificultosamente. 

Para muchas mujeres, la literatura ha sido, y sigue siendo, el único lugar al que ir cuando se tienen problemas, el sitio donde buscar refugio y reparación a heridas pero también razones para seguir adelante. «Cuéntame cosas que no me importe olvidar», pide la protagonista de una de los relatos de Amy de Hemel (a quién estoy leyendo), pero esto es preferible no olvidarlo.

jueves, 20 de octubre de 2016

Para la noche

extremadamente difícil



”El amor es la comprensión extremadamente difícil de que algo distinto a uno mismo es real. El amor, como el arte y la moral, es el descubrimiento de la realidad.” 


Iris Murdoch “The sublime and the Good” (fotografía Inés Magaña)

martes, 18 de octubre de 2016

mis deambulares estéticos



No soy una persona que pueda definirme más que por mis contradicciones. Sin embargo, soy lo que soy gracias a ellas. Me las trabajo, me las alimento. No encuentro mejor placer que pensar en una cosa para que cualquiera me la desmonte. Lástima que como soy apasionada defendiendo incluso lo que no me interesa, no encuentre la satisfacción de que alguien o algo, me haga pensar todo lo contrario.

En cuanto a mi gusto estético, soy una elegantemente hortera. Quiero decir, que debido a mi gusto por los libros, el arte, el coleccionismo, mis múltiples lecturas e intereses; que pueden ir de la novela negra a la filosofía, de las recetas de cocina a la arquitectura he alcanzado un cierto gusto, que no llamo bueno, porque el gusto no es ni bueno ni malo, simplemente es gusto propio, además de consideraciones culturales e históricas. Sé distinguir las cosas buenas (alta cultura) de las malas (baja cultura), y sin embargo a lo que se llema hortera o "kitsch" puedo entregarme con una amplia sonrisa.

Según las enciclopedias "una pieza considerada como kitsch implica un secreto desprecio y deseo de diferenciarlo del «arte culto», por lo que las piezas realizadas en materiales económicos que imiten otros más caros, normalmente ostentosas, son consideradas kitsch, al margen de que el autor tenga o no la intención de aparentar una pieza más costosa para que quien la posea se destaque como superior" .

Pero llegaron los mueseos y empezaron a exponer muñecos de trapos, "cerámicas de tómbola" y cualquier cosas que con el debido texto "culto" alcanzaba las cumbres del buen gusto.

Así que debido a mis deambulares por zonas de riesgo estético voy de lo profundo a lo banal, de lo corriente a lo extraordinario y de lo cutre a lo sofisticado, con una tranquilidad que hace que no se me mueva ni una pestaña. Entre otras cosas porque las tengo muy pequeñas.
(instalación máximo gonzález)

sábado, 15 de octubre de 2016

llamas sin fuego




"Cada uno se reviste de la llama en la que arde."
Dante.


Y muchos se visten con llamas apagadas
(partisana)

jueves, 13 de octubre de 2016

siempre pizarnik


..."Solo tú haces de mi memoria una viajera fascinada, un fuego incesante"...

LEJANÍA

Mi ser henchido de barcos blancos.
Mi ser reventando sentires.
Toda yo bajo las reminiscencias de tus ojos.
Quiero destruir la picazón de tus pestañas.
Quiero rehuir la inquietud de tus labios.
Porqué tu visión fantasmagórica redondea los cálices de estas horas? 




 

jueves, 6 de octubre de 2016

Las cosas del querer



El deseo convierte el lenguaje en inaudible;
el lenguaje convierte el deseo en insaciable.

Juan Carlos Gorlier

sábado, 1 de octubre de 2016

simplemente tres palabras



En la vida la única oupación manifiestamente no mejorable es la de hacer coincidir “la flecha de los pensamientos con la diana de los actos, pasando por la cuerda de las palabras”.

Todo lo demás son meras palabras banales, y eso que estoy convencida que la mayor riqueza reside en la palabra si coincide con el corazón. 

Tres palabras nada más.


sábado, 24 de septiembre de 2016

los cuentos son los refugios de las palabras



(...)"Pero los cuentos no solo son importantes por las enseñanzas que contienen, sino porque prolongan el mundo de las caricias y los besos de los primeros años de la vida y devuelven al niño al país indecible de la ternura. Paul Valéry dijo que la ternura era la memoria de haber sido tratados con atenciones extraordinarias a causa de nuestra debilidad. Ningún niño se olvida de esas atenciones. 

Ellos siempre buscan un lugar donde guarecerse, y el adulto levanta para ellos con cada cuento un lugar así. Da igual de qué traten, al sentarse a su lado en la cama lo que le dice al niño es que siempre estará allí para ayudarle. Tal es el mensaje de los cuentos: no te voy a abandonar. Un cuento es una casa de palabras, un refugio frente a las angustias que provocan las incertidumbres de la vida".

(Gustavo Martin Garzo)

jueves, 22 de septiembre de 2016

besos sin puntos ni comas, Margerite Duras



Cuando leí por primera vez a Margerite Duras soñé con ser ella pese a la tristeza. Su prosa sin puntuaciones me provocaba un sofoco que impregnaba mi cabeza del vapor del río Mekong. Me encantaba sus susurrante estilo, casi como relatado al oído. Y hablaba de amantes y entonces supe que nunca escribiría como ella pero podía sentir así. Modificó mis nociones del amor.

Duras escribe: “Los besos en el cuerpo hacen llorar. También diríase que consuelan”.
Aseguraba que uno escribe siempre sobre el cuerpo muerto del mundo, y también sobre el cuerpo muerto del amor, no para reemplazarlos, sino para consignar el desierto que dejan. Y repite, se repite como en un bucle, quizás inventándose aquella pasión china de un hombre que se presentaba a buscarle maquillado.

Un amor-compañero llegó a la vida de Marguerite cuando ella estaba sin aliento. con el volvió a escribir y a filmar, para darse cuenta de su imposibilidad de amar.  Su acompañante la protegerá, la soportará. Y lo maltratará. 

Vivió entre prosas, películas, marihuana y alcohol y frases que hacen llorar como aquellos besos en Indochina. Nunca dejó de hacer mermeladas.Posiblemente para sentir en sus labios la dulzura perdida.

Jamás he dado importancia a la puntuación.

lunes, 12 de septiembre de 2016

mi casera, el sueño, las moscas y dalí

Dalí inventó unas gafas con dos cristales y entre ellos colocó unas moscas vivas lo que provocaba en el que las usaba una especie de sopor profundo. Me gustaría tenerlas, ya que duermo muy mal, sin embargo la providencia que es muy providencial, me ha regalado una casera que me provoca pesadillas sin tener nada que ver con el sueño.

La señora es muy poco ídem y se preocupa tanto de sus cosas, que alquila sus casas y luego no te deja habitarlas. Como quiera que necesito hacer unos arreglillos, entre otros uno fundamental que es cambiar el baño por ducha por problemas de movilidad, ella se empeña en obturarme el cerebro a base de pegas nada convenientes. Señora sólo quiero dejarlo mejor! Pero hay personas que lo mejor solo les pertenece a ellos. Y mira que pueden ser malos...

De todo lo cual se deduce una verdad que hubiese patrocinado gustosamente Heráclito: dos hombres no se bañan en las mismas aguas aunque estén en la misma playa. Y como dijo Dalí "el tiempo es una de las pocas cosas importantes que nos quedan".

domingo, 11 de septiembre de 2016

Los fantasmas no son nocturnos



Los espíritus o los fantasmas no salen a medianoche. A medianoche aún no se han acabado las películas de detectives de la tele, los amantes recuperan fuerzas antes de hacerlo otra vez, los viejos matrimonios conversan con gran seriedad acerca de lo que ocurre con la economía familiar o las no inventiduras, de unos zombies que buscan puestos en el congreso, las buenas esposas hace mucho que sacaron la tarta del horno y metieron en él su aburrimiento. Y los malos maridos despiertan a los niños al tratar de abrir la puerta al volver a casa, borrachos. 

Hay demasiada vida a  medianoche como para que los espíritus de los ausentes puedan  asustar como es debido. De madrugada la cosa es distinta; a esas  horas hasta los empleados de las gasolineras se echan una cabezada y la luz grisácea empieza a sacar de la penumbra a seres y objetos cuya existencia ni siquiera sospechábamos.

Y otros que estuvieron a esas horas al lado recuperan un espacio que ya no es.

fotografía Thomas Friedrich

jueves, 8 de septiembre de 2016

la paciencia es un reloj



La paciencia es un reloj que utiliza un rostro humano para representar el paso del tiempo. Los ojos funcionan de la misma manera como las manos de un reloj analógico, con el ojo derecho indicando hora y el ojo izquierdo indica minuto. La boca se abre y se cierra para representar segundos.

no vemos otra cosa que tiempo



César Aira cita una teoría de George Berkeley  que dice que lo único fiable es el tacto. “La visión nos engaña a menudo, solo sirve para calcular el espacio que nos separa de las cosas, es decir, para calcular el tiempo que tardamos en tocarlas y confirmarlas.” Su conclusión es que no vemos otra cosa que tiempo. Es bonito aunque me desconcierta. 
Ese tiempo que nos absorbe como un gran agujero negro.

(Obra de Michael Heizer)

miércoles, 7 de septiembre de 2016

soy arquitecta de nubes improductivas



En este blog me llamo Marcela, me lo puse como homenaje a Duchamp, porque de él he aprendido las cosas más importantes de la vida. A ser y no ser. He aprendido que por la vida profesional hay que caminar con ligereza y tener mucho tiempo para dedicarlo al ocio. Soy una enamorada del no-hacer. Pero cuanto no trabajo me dedico al ocio sin parar de hacer cosas con una convicción casi religiosa. Hacerlos por obligación- es decir por la pasta- me resulta algo casi insoportable.

Se llamaba a sí mismo ingeniero del tiempo perdido y yo me declaro arquitecta de nubes improductivas. Tengo mucho respeto por personas que están seguras de que no hemos venido a este mundo a trabajar. Porque me parecería un despilfarro de la creación. Unos seres los humanos que nacen, crecen y se dedican a trabajar para poder pagarse cosas que ni siquiera necesitan me parecería una broma demasiado pesada, casi macabra. 

Yo misma, sin ir más lejos, vivo fraccionado en varios personajes discrepantes e independientes. Así que lo que digo lo pienso pero hay muchas ocasiones en las que casi no pienso lo que digo.

lunes, 5 de septiembre de 2016

cosas para no perder


Muchas de las cosas que aquí pongo son mi diario a lo largo de los años, y que quiero recordar. Aquí están a buen recaudo. Bueno...si las redes no se las comen.

domingo, 4 de septiembre de 2016

Chaplin, cuando me ame de verdad

Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre… autoestima.
Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… autenticidad.
Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama… madurez.
Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es… respeto.
Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama… amor hacia uno mismo.
Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es… simplicidad.
Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la… humildad.

sábado, 3 de septiembre de 2016

el largo viaje hacia los afectos



Siempre vuelvo a los afectos, no a los lugares. Los lugares puedo olvidarlos, puedo no volver, incluso acaban siendo como húmedo humo que desaparece como gotas de lluvía. Siempre que pienso en algún lugar, es en aquél largo viaje de vagar interminablemente en mis sentimientos y afectos. 
Ese ha sido el viaje más largo y repetido de mi vida.

sábado, 27 de agosto de 2016

te quiero es un hogar


No hay lugares, me dije entonces. Hay gente a la que volvemos como movidos por una especie de aroma a pan tostado, a caldo hervido; a sábanas limpias y a colchas ahuecadas, extendidas sobre estas con levedad, como si el mundo dependiese del gesto de estirar más los apegos. 

Es cierto. Vivir nos acompaña. Da igual a dónde dirijamos nuestros pasos, nuestra mirada atenta, nuestra forma de estar porque, a la postre, vivir es el cociente: la fracción resultante entre soñar y concebirse. 

Por eso volvemos al hogar pero no al sitio. Porque el hogar es móvil como lo son también los sentimientos. Te quiero es un hogar y es para siempre.


(María Alcantarilla)

martes, 23 de agosto de 2016

viernes, 19 de agosto de 2016

el turismo es estar entre ninguna parte


Los turistas miran una abstracción, una postal, un resumen esquemático de una versión establecida de la realidad. 
Los turistas miran la realidad para pisar un mapa. 
Los viajeros miran los mapas para pisar la realidad.
(copypaste desconocido)

El que viaja rápido se pierde el paisaje porque se difumina o no sé ve por demasiao alto, es el viajero que se demora el que ve la totalidad del paisaje que enmarca seres humanos.

El turista pasa la mayor parte de su tiempo en aeropuertos esos -no lugares- y cuando llega sigue la ruta, desesperado para ver más, y  para ver aquello que le ofrecieron en postales.
El turista arrasa los lugares y hay ciudades invisibles cubiertas por los turistas que han ido a conocerlas.
Me cuentan que mi ciudad San Sebastián, se está volviendo inhabitable porque se ha convertido en destino turístico primordial
(partisana) 
(fotografía massimo vitali)

domingo, 7 de agosto de 2016

Lo grande es muy pequeño



La diferencia entre lo que parece grande y lo que parece pequeño en el mundo mercantil y se desdice vitalmente con la evidencia de que lo grande se expresa en un basto papel moneda y lo menudo (la moneda) es pequeño metal que en la mano luce y comunica lucidez. 

La felicidad, personal viene a ser, en este caso, como la metáfora de un collar propio cuyas cuentas nos bendicen como abalorios de oro. Instantes de una felicidad en accesible calderilla, esperando ser manoseada para agradar.
(Verdú)

miércoles, 3 de agosto de 2016

cuentame algo...



Olympe de Gouges, Mary Wollstonecraft, Virginia Woolf, Simone de Beauvoir, Jean Rhys, Susan Sontag, Renata Adler, Camille Paglia, Alison Bechdel, Elizabeth Strout, Alice Munro, Chimamanda Ngozi Adichie, Amy Hempel. No sólo son autoras feministas: todas ellas ponen de manifiesto que la literatura ha sido durante siglos el ámbito de intervención escogido por algunas mujeres -el campo de batalla, podría decirse- para la adquisición de unos derechos que nunca están completamente adquiridos, que se recuperan diaria y dificultosamente. 

Para muchas mujeres, la literatura ha sido, y sigue siendo, el único lugar al que ir cuando se tienen problemas, el sitio donde buscar refugio y reparación a heridas pero también razones para seguir adelante. «Cuéntame cosas que no me importe olvidar», pide la protagonista de una de los relatos de Amy de Hemel (a quién estoy leyendo), pero esto es preferible no olvidarlo.

miércoles, 27 de julio de 2016

es, no es, pero existe



Roland Barthes: algo que es, no es; algo que existe, no existe; algo que pasó, no pasó. Las desmentidas producen confusión y amnesia, producen zombies, y se da en dos niveles: en la persona (lo cual implica un acto doloroso pero necesario) y en sociedad (porque la lucha por la memoria es constante). 

La percepción franca del cuerpo, del recuerdo, no puede ser negada o minimizada. Hay que poder hablar el tema, nombrarlo; porque los tabúes arrasan y la gente no se da cuenta de la potencia que tienen.

viernes, 22 de julio de 2016

cuerpo y mente son salvajes



El filósofo Antonio Damasio diría que el cerebro surgió para ayudar al cuerpo en la subsistencia. Pero el naturalista Mancuso iría más lejos al afirmar que los árboles tienen un cerebro en red. Otro autor Gary Snyder, siguiendo en esto a la tradición, pero también a Charles Darwin, no duda en afirmar que en un sistema ecológico «la información que recorre el sistema es inteligencia». Es obvio que la noción de inteligencia trasciende lo que entendemos por pensamientos, opiniones, ideas y conceptos, porque para Snyder, citando a el fundador de la escuela soto del zen japonés, dice que mente «significa árboles, postes de una cerca, tejas y hierbas».

Como ecologista, Gary Snyder aboga por un «contrato natural» a escala planetaria, que impida los saqueos y destrucción llevados a cabo como botín por empresas y Estados. Apela a una conciencia sobre los recursos de fuente común. Un mundo en el que la cultura y la Naturaleza son sombras, y la política y la economía enrarecidas son lo real, significa para Snyder que vivimos en «tiempos retrógrados», aunque creamos que el sistema es firme y progresa.

Debemos vigilar nuestra disposición cotidiana en relación al mundo animal y vegetal: «La actitud hacia los animales y la forma de tratarlos que predomina hoy en la producción de carne en el mundo occidental son francamente enfermizas y antiéticas, y una fuente ilimitada de mala suerte para esta sociedad». Una vida ética ha de tener buenas maneras, ser considerada. Pensamos que podemos hacer cualquier cosa. Es un error.

No se trata de una fusión mística sino de percibir y mantener las diferencias y la igualdad. Los seres humanos y nuestras ciudades no podemos prescindir del resto de la Naturaleza, y para ello es necesario, según Snyder, una ecología compleja, que supone que la respuesta a las necesidades humanas esté sumida en una conciencia integral. El autor vislumbra que «nuestro próximo diálogo será entre todos los seres, hacia un discurso de relaciones ecológicas». Esto no implica menospreciar lo humano: «El estudio correcto de la humanidad es qué significa ser humano».
(Del cultural ABC)(Corregido)


«El cuerpo se encuentra en la mente. Ambos son salvajes.

martes, 12 de julio de 2016

el sentimiento vintage



Cada día tengo menos sentimiento y más recuerdos.
Y si recuerdo, gotea el pasado como en un tejado roto.
Empiezan a ser sentimientos vintage.

domingo, 10 de julio de 2016

la mujeres son hermosas en Cerdeña.



Y si, estoy segura que la mujeres son hermosas en esa elitista y bella isla, pero las que se van a ver son parte de mi colección "Women are Beautiful de Garry Winograd. Un hombre compulsivo que todos los días retrataba cientos de fotografía y que perseguía a unas mujeres en plenos años en los que comenzaban a liberarse.

A finales de 1955 Garry Winograd inició fascinado por el trabajo de Walker Evans y Robert Frank, una travesía por la Estados Unidos para capturar a los hombres y sobre todo las mujeres, de aquél país.Fue un giro intempestivo hacia lo artístico. Un momento de claridad excepcional, una auténtica epifanía.


La colección me fascinó hace ya más de 23 años y la adquirí en un momento de compulsión parecida a la del fotógrafo. Desde entonces me ha dado muchas satisfacciones, porque se ha ido reconociendo la excelente labor documental de un fotógrafo que en vida- murió con 58 años- expuso tres veces en el MoMA y dio paso al documentalismo contemporáneo americano.
Así que de la mano de Winograd y sus mujeres parto para Cerdeña.