domingo, 10 de enero de 2010

proteger los recuerdos

La vida es una caja de guardar memoria, de compartir recuerdos, y seguir añadiendo párrafos a la bolsa donde guardamos todos los "me acuerdo" que son nuestra vibrante existencia.
Nuestra misma existencia depende, sin ir más lejos, del equilibrio que preservemos en el siempre delicado manejo del tiempo con los recuerdos.
(Fotografía Tom Hiddo)

9 comentarios:

pilar mandl dijo...

Efectivamente, a veces, algunas veces, es peligroso para el equilibrio espiritual el exceso de recuerdos... pueden doler y hasta pueden matar... hay qu emanejarlos con delicadeza.

Un beso

Blue dijo...

El equilibrio es necesario pero es aburrido, gris, soso. Yo casi prefiero un "desequilibrio controlado".

Besos.

marcela dijo...

Yo también Blue, prefiero el desequilibrio, pero es que ya llevo teto desequilibrada...
Besos

calamarin dijo...

Creo que clave está en borrar los malos y conservar los buenos... ya sé que esto no es nada nuevo, pero hay gente que le cuesta eliminar los malos recuerdos... igual que hay gente que vive solo de recuerdos (y eso tampoco es bueno)

marcela dijo...

tanto,tanto y no tato.

Isabel Martínez dijo...

Somos un recuerdo andante que conforma nuestro presente y proyecta nuestro futuro. Somos seres memoriosos.

marcela dijo...

Hola Calamarin, si fuera así de fácil los recuerdos serían como un helado de fresa en el calor del verano.
Pero bueno,habrá que intentarlo.
Beso.

marcela dijo...

Isabel, siempre poniendo una conclusión que merece la pena.
Besos

trilceunlugar dijo...

pero la memoria es feroz, es mezquina y selectiva...y tan libre de interpretar todo...
nos vemos hoy?