miércoles, 3 de marzo de 2010

no soy wittgenstein,obviously

Y así, quisiera convertida en una Wittgenstein del bosque, llegar a la conclusión del filósofo del siglo XX: De lo que no se debe hablar, mejor no hacerlo.
Tampoco puedo, me gusta hablar.
Revolucionario será aquel que pueda revolucionarse a sí mismo, dijo también el filósofo austriaco. Y en eso estoy, he empezado por lavarme la cabeza.
(fotografía de Florence Gries)
Hoy, me ha ocurrido una curiosidad por ser curiosa. Mirando desde qué países entran a ver éste magnífico blog (iba a poner modesto y me he arrepentido), veo con estupor ésta entrada:
The Center for the Great Islamic Encyclopedia Netwo, Darabad, Tehran,

Casualmente, he quedado con una iraní para ver un vídeo. Mosqueante, si no fuera porque no soy nada paranóica. Incluso me ha hecho ilusión que me vean tan de lejos.

6 comentarios:

David dijo...

La foto me ha gustado mucho. Y el post me ha parecido magnífico y modesto al mismo tiempo. Un saludo.

Blue dijo...

Cuando me revoluciono se me da por cortame el pelo. Y digo cortarme porque me lo corto a mí misma. Palabrita!

Besos.

Mis visitas más raras son las de Catalonia, que todavía debe estar más lejos, ja, ja.

trilceunlugar dijo...

MAGNÍFICA Y REVOLUCIONARIA!

J dijo...

Humilde... humilde... debe ser Bin Laden el que te lee desde los países árabes...
Qué suerte. Y que obviously, me encanta el obviously, obiously lyly, obvioslyyyyyy
obviouslyyys
obviouslyyyyyyy.

García Francés dijo...

Por favor, publique algo rápido, quiero convertirla en mi filósofa de cabecera.

Inma S dijo...

magnifico blog mejor que modesto! y otro apunte: siempre encajas a la perfección imagen y texto.

Será porque nunca cierras los ojos y has adquirido un poder como los X-Men... Eres la fusionista!!!