martes, 30 de marzo de 2010

soy mininovelista

Algunos besos son mortales

A pesar de sus suaves, lentos, húmedos, profundos, cálidos e interminables besos, había decidido matarla.
Salí, cogí mi Mágnum, doble Pine Street y sigilosamente entré en su casa.
Si no lo hacía su marido, lo haría yo.
Llegué al salón.
Cargué el arma.
Lo pensé.
Decidí.
Disparé y cayó hacía delante.
El tío estaba frito.
Hay besos que hacen cambiar cualquier decisión.

(by partisana, mi novela más larga)(fotografía Todd Hido)

Y minimalísima.

21 comentarios:

David dijo...

Me he perdido. ¿Cuántos personajes aparecen en una novela tan corta?
había decidido matarla (a ella, supongo). Pero el que muere es un tío.
En parte me ha gustado, porque es tan liosa que he pensado que era el asesinato de la mujer amante de una mujer casada.
Pero cuando dices que el tío estaba frito.
Anda que no se le podrían sacar interpretaciones a esto.
Me ha gustado, sí.
Te pareces a James Ellroy.
Un saludo.

marcela dijo...

Son tres, tres, tres. Es el asesinato de una mujer por otra mujer que termina cargándose al marido. !Mira que lo he contado bien! Y aún así no se entiende. tengo mucho futuro no soy de lectura fácil, por lo que veo..
Dos damas muy serias, una menos y otra que no lo tiene claro.
Seguro que es la policíaca más corta jamás escrita. Tiene nudo, misterio,desenlace, posición, calle, marca de la pistola, tres protagonistas...¿Quieres más...?

David dijo...

Aclarado. Y tras la explicación, ahora la frase final tiene incluso más fuerza.

Blue dijo...

Esto me suena de haberlo leído en alguna parte ;)

¿Y el beso? ¿Cuando ocurre el beso, que no lo sitúo?

Besos, Marcela.

Y ahondando en la entrada anterior (es que me perdí el chat) creo firmemente que en toda creación verdadera hay dolor. No puede ser de otra forma. Claro, que es un sufrimiento que al mismo tiempo es goce porque es liberador (nada que ver con un dolor de muelas).

EvitaBlu dijo...

A eso se le llama tener la sarten por el mango.
Me alegra de que solo viajes desde casa, yo tambien me quedo.

Un beso

David, eran tres, sino ¿Con quién se estaba besando el tipo?

EvitaBlu dijo...

jajaja, Blue y yo estamos sintonizadas, minuto arriba, minutoabajo.

evasiete dijo...

A decir por el tamaño imagino que se editará en bolsillo :D

Como Blue y por alusiones, dire a cerca de la entrada anterior que el "artista maldito" del siglo XXI me cae bastante mal, sobre todo porque no me parece auténtico. Y también creo que si no hay ebullición, calentura creativa y duda, no hay creador.

besos

pilar mandl dijo...

Eres mini-GRAN-novelista.

Los que tenemos el libro lo corroboramos.

marcela dijo...

Gracias a por vuestros comentarios.Éste cuento, se editará en edición bolsillito con letras bien grandes y tapa muy dura . ¿Si os fijáis bien, el asesino también podía ser otro hombre, cual es el detalle que descubre que es una mujer....?
Besos

García Francés dijo...

Empiezo a admirarla también como novelista, pero, un detalle, Dª Marcela, MAGNUM no es una marca es un calibre.

Me ofrezco como su asesor en armas y explosivos.

Gracias por sus comentarios tan cariñosos, amiga mía, que pase una buena Semana Santa.

Marcos Ana y enlace a blog de Santiago González

Blue dijo...

Ya sé, el detalle es que "lo pensó y después decidió".

(Espero haber fallado)

marcela dijo...

Blue, ese es un detalle, pero hay otro más.
Observadora, neofeminista y galleguiña.
Un beso

marcela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
marcela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
marcela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
EvitaBlu dijo...

El "cayó hacia delante", tenía barriga cervecera, jajaja.

EvitaBlu dijo...

Ahora en serio, creo que la mujer del tipo le utilizó como escudo, la otra le disparó por la espalda y claro, cayó hacia delante.
Ellas se amaban.

¿?

trilceunlugar dijo...

Interesante la mininovela y los comentarios...cuanto se aprende cuando entramos en tus letras!

meloenvuelvepararegalo dijo...

Quien dispara bien puede ser un hombre, no he encontrado el indicio de que tenga que ser una mujer y eso que he estado mirando con perspectiva de género.
Incluso me había empezado a montar la historia que realmente el hombre que dispara tenía un affaire con el marido muerto, por eso primero quería hacer desaparecer a la mujer... de todos modos, finalmente esos lentos e interminables besos no le acabaron de convencer.

marcela dijo...

Solución al enigma.
¿Conocéis algún hombre que dé tanta importancia a los besos....?
!Solo podía ser una mujer,lo siento chicos !

fiorella dijo...

Me encantó.Un beso.