sábado, 27 de febrero de 2010

femenino singular


En una colección de fotografía plural sobre lo femenino, todas las mujeres son singulares.
Pero Madame Saint-Exupéry que aquí reproduzco, es una de mis favoritas.
Ella sí que era aviadora, porque pilotaba aquella nave malos humores que era el creador de "El principito" Antoine de Saint-Exupéry.
Una historia en la que el héroe es él, pero la metadona- que no la heroína-, la ponía ella. Mujer fantástica por enamorada, y dedicada a esa causa mucho más noble y peligrosa-y menos reconocida- que es la aventura de surcar los cielos colgada de los sentimientos.
Una historia llena de infidelidades, rupturas y reencuentros. Estuvo unida a todos los grandes de su época: de D'Annunzio a Denis de Rougemont, deVasconcelos a Maeterling, por nombrar sólo unos pocos entre sus ayudantes de vuelos extraconyugales.
Breton, Picasso, Man Ray, Gide y otros los amigos y compañeros en sus depresiones. Una vida en común con el piloto que veinte años después ella desgrana en sus memorias, al decir de algunos bastante desmemoriadas.Una mujer con tres maridos que decía estar profundamente enamorada de Saint-Ex -como le llamaba-, y por el que sufrió. Amar no se valora como lo que es: el acto más claro de heroísmo.
Consuelo Sucín fue una mujer libre, no fiel sino leal, que vivió sometida a las ausencias del escritor, abandonada por sus muchos viajes y colgada de aquél tiránico caballero, que la describe en ese párrafo dedicado a la rosa: "esa es la metáfora de la mujer que ama, que se ha quedado para siempre en su corazón. Bonita, huele bien, perfecta y, al mismo tiempo, llena de imperfecciones, es frágil, hay que cuidarla, mimarla, estar siempre atento; además es orgullosa, es vanidosa, egoísta y mentirosa. Aun así es su flor, única entre otras".
Pasa a la historia por ser "la rosa" de "El principito".
( Fotografía de Consuelo "La mode au Congo", Man Ray)
06:22Cable & Wireless Panama, Penonomé, Cocle, Panamá
1 marzo19:42Yandex enterprise network, Moscow, Moscow City, Rúsia


9 comentarios:

David dijo...

Ah! Me gusta. Las pocas veces que he leído algo sobre esta mujer era en el sentido de infiel, quebradero de cabeza para el escritor, etc. Ni entro. Pero siempre está bien considerar la otra parte. Además, que esos juicios de valor que se hacen sobre vidas ajenas desde la dichosa prensa siempre me han acabado por parecer bastante... me callo.
Hace poco en un blog comentaban otro sobre Enyd Blyton y escrito en sentido parecido: que si jugaba al tenis desnuda, que si su marido se levantó cuando estaban defendiendo a Hitler y ella se quedó (a saber si se quedó por no ir con él), que si pasaba de los niños y de sus hijas, y no sé cuántas gilipolleces más...
Un saludo.

Blue dijo...

No la conocía. Muy interesante.
La foto es preciosa (hay muy pocas imágenes de ella en la red).
Me gustaría tener valor para salir a la calle con algo así en la cabeza.

Besos.

lala dijo...

que buenisima imagen!!!

trilceunlugar dijo...

Una de mis mujeres preferidas. Que maravillosa su vida en Memorias de una rosa...asocio a Consuelo contigo y con tus mujeres y con el momento en que nos conocimos.
Un beso Marcela sin espinas

María Albertí dijo...

Me encantó, gracias

marcela dijo...

Gracias todos, hay días que una acierta, y eso sienta bien.

J dijo...

Bueno, bueno... un poco pendón la señora, no sabemos si también el señor... yo de pequeño con nueve años hice de perrooooo jajaja en la obra teatralizada del principito, desde entonces me sale sarpullido con los principitos y con los principazos... y de ahí hasta el infinito...

Sin duda era una mujer de mucha clase por su peinado, y por la gente con la que se relacionó... teniendo mas a mano al butanero, al jardinero, al cartero... lo que tuvo que sufrir buscando amor en artistas tan ocupados...

Ahhhh la vida.

García Francés dijo...

La historia al final la escriben los hombres, Dª Marcela. ¿Recuerdan a Simón de Beauboir y Jean Paul Sarte?

Eva Braun se enamoró de Hitler, ¿porqué?

¿Cómo es la mujer que vive al lado de un chacal sanguinario?

Un abrazo muy grande, amiga mía.


Ignacio de Juana Chaos, nuestro TAXI DRIVER extraditable, apura sus posibilidades para evitar ser devuelto a España. Faltan los dos últimos capítulos de la serie.

Iñaki de Juana Chao, nuestro EXTRADITABLE TAXI DRIVER

Bendecido por el dios Castro, Chávez amamanta la serpiente.

Hugo Chávez y Venezueloa, refugium pecatorum

pilar mandl dijo...

¡Muy buena esta entrada!

Si alguien con tanta personalidad como ella estuvo "eternamente " enamorada de Saint-Ex... Es porque merecía la pena.