jueves, 4 de febrero de 2010

sostiene marcelo

¿Por qué existen tantos escritores que escriben de cualquier cosa, menos de la vida?
Los suplementos culturales suelen endiosar a gente dedicada a la contemplación de los rizos que crecen dentro de los rizos, cuyo único talento discernible es el de consagrar un enorme esfuerzo a describir nimiedades con detalle, o el de fingir que hacen literatura porque trabajan con los despojos de los grandes, o el de consagrar pavadas con argumentos rimbombantes, eso sí, siempre llenos de citas y guiños arcanos.
A veces leo algunos párrafos de sus textos y juego a adivinar cuándo fue la última vez que hicieron el amor. (Nunca bajan de los diez meses, aunque algunos parecen no practicarlo desde hace años, al menos con alguien más allá de sus propias personas.)

De Marcelo Figueras.


— Los libros no son herramientas de perfección, sino barricadas contra el tedio.
(Nicolás Gómez Dávila)

(Fotografía Justine Reyes "Vanitas")
4 febrero16:21Remote Acces Governance and Public Administration, Barcelona, Cataluna, España
(entrada rara)

2 comentarios:

trilceunlugar dijo...

ay los rizos...si se leen esas cosas te entran ganas de hacerte una permanente en las venas.
Cuando nos vemos?

marcela dijo...

Trilce hay cosas que...están en el ánimo de quién se riza. Envolvente permanente.
Cuando quieres?