martes, 23 de febrero de 2010

bolero cuántico te echo de menos


Carmen París presentando su último trabajo, InCubando, pensado y creado en Cuba como indica el título, habló de uno de los temas, Distancia espeluznante, y contó que se le ocurrió leyendo un libro mientras sobrevolaba el Atlántico a medio camino entre Cuba y España, y que allí aparecía una de las teorías de Einstein llamada de la Distancia Espeluznante.
Este es el sorprendente fenómeno de la mecánica cuántica que el gran físico Albert Einstein llamó "espeluznante acción a distancia" sólo podría darse a una velocidad superior a 10.000 veces la de la luz.
Einstei, dio ese nombre a la interacción continua entre fotones distantes entre sí, pero que poseen una propiedad de la mecánica cuántica derivada del entrelazamiento de esas partículas, de forma que los cambios experimentados por una de ellas afectan inmediatamente a la otra.
También lo llama bolero cuántico. Y me parece que a Einstein, aún no siendo romántico le hubiera gustado.

Hay algo que nos inquieta,
nos rodea
¡qué distancia espeluznante!
De tu puerta hasta la mia,
Si la mides,
Un océano contempla…
Emociones largamente maniatadas,
se pasean desvestidas
y por eso nuestras almas en su danza,
vida mía,
no se pueden desligar.

¡Qué distancia espeluznante!
espeluznante,
pero te siento al instante,
al instante, corazón.

¿No recuerdas el incendio inextinguible
que ha animado cada esquina,
cada pétalo en el patio,
cada rama,
cada beso en la cocina?
Por más que, siendo partículas afines,
nos separan las medidas,
nuestras almas en su danza,
vida mía,
no se pueden desligar.

¡Qué distancia espeluznante!
espeluznante,
pero te siento al instante,
al instante, corazón.
(bis)
(Fotografía Michael Levin)
( la canción contiene publicidad, lo siento no consigo otra)

8 comentarios:

pilar mandl dijo...

¡No consigo escucharla!!! y seguro qu ees preciosa... me gusta mucho la voz de Carmen París... y con esa letra... y la mecánica cuántica detrás...

J dijo...

Bella canción, la secuencia del redbull también muy acorde, con aquello de cerebro, cerebro a todas las unidades...

Bello, me ha espeluznado...

Me ha hecho recordar un caligrama de Apollinaire, ...el oceano que nos rodea y que nunca descansa...

Gracias, he sido sorprendido por lo extraordinario.

David dijo...

¿Por qué piensas que Einstein no era romántico?
Yo sí he podido escuchar la canción, pero no debo ser muy romántico porque tampoco me ha dicho mucho...
Lo de la publicidad me parece que ya va unido a lo de goear según leí en otro blog. Un saludo.

marcela dijo...

Pilar, escúchala por otro medio porque en you tube no está más que en directo con un sonido cutre. Es un bolero que me gusta. Y me hace gracia lo de cuántica en una jotera. Y he hecho una broma con "cuantico" sin acento.Ya sebes lo que me gusta jugar.
Besos.
J, si sigues así de exagerado te voy a nombrar el increíble hombre extraordinario. !Ay, tu tono es espeluznante...!
un abrazo.
David, yo no sabía lo de la publicidad pero era lógico.Todo lo gratis se termina pagando.
Lamento que no te guste.Y sí me consta que Einstein lo que se dice romántico no debía ser.Lo conocí en mis años mozos.Yo estudiaba cálculo.

J dijo...

Pegaría mas ser el increíble hombre espeluznante...

Estoy hablando en voz baja para que no me riñas jajajajja

increíble= no creíble.
hombre=macho.
extraordinario=fuera de lo ordinario.

Marceeeelaaaa tu me estás insultaannndooo ehhhh esto es un político español de realengo vamos de los de siempre. Jajajaja

J dijo...

Espeluznante es la distancia que nos separa a todos, más a Einstein en estos momentos...

Y alguien puede poner en duda el valor real de este invento que nos ha unido, realmente esto es espeluznantemente increible, o exageradamente divertido...

Ohh... cántala otra vez Carmen y bébete un redbull a nuestra salud chiquilla lo pago yo.

Blue dijo...

Me encanta.
La canción y la idea.

Besos.

reinalia ninguna dijo...

las ciencias y la poesía siempre han unido genial, crean univemos mucho más extensos...bellísimo concepto, bellísima canción