viernes, 2 de julio de 2010

me gusta ser duchampiana



SOY UNA provinciana. Vivo al margen de todo. Sólo en Madrid me envían trescientas tarjetas de invitación al mes... Pero, como no voy a las exposiciones, no estoy al corriente. (MD)

Soy corriente y por eso éste párrafo lo he copiado de Marcel, cambiando Nueva York por Madrid. Y por eso y muchas más cosas me puse de nombre Marcela, en homenaje a Duchamp, Rrose Selaví, travestí ajedrecista, ingeniero de lo inútil, maestro del tiempo perdido, novio de todas las solteras, desacralizador de Monna Lisa, el hombre sentado tranquilamente en Cadaqués jugando. En definitiva el hombre que copiando, reciclando, jugando se ha convertido en el artista más importante del siglo XX.
Estoy en el camino de hacer de mi inutilidad un arte, sólo me queda colgarla en una pared, y dejar en ese clavo alguna de las ideas para que no se me conviertan en ideas fijas.

(Grace Jones pintada por Keith Haring)



3 comentarios:

David dijo...

No reconocía a Grace Jones con tanta pintura.
¿Provinciana tú? Ay, Marcela... Una cosa es que te guste Marcel y otra que seas provinciana...
seguro que tanto como lo que se consideraba Marcel en su párrafo.
Un abrazo

Vanessa dijo...

Ya puedes ir cogiendo los clavos, que las ideas fijas no son nada buenas!
Besos.

Blue dijo...

¿Desacralizador de Monna Lisa?
Estaría bueno saber lo que dijo...

:)