lunes, 10 de mayo de 2010

topografía neoyorkina



¿Se puede escribir acerca de la fotografía? ¿Explicar lo que se ve? ¿Las fotografías acaso no están ahí para ser vistas? ¿No fueron hechas para eso?

Entonces porqué explicarlas, porqué añadir palabras aquello que en definitiva intenta explicar el mundo sin palabras, con las imágenes.

Digamos las cosas como son: el mundo no termina en la fotografía tomada, sino que parte ahí. Una toma realizada por un buen artista puede explicarnos la vida interior de un gorila, el sencillo paso del tiempo por una calle desierta, el dolor, el amor de dos reptiles, la indiferencia de un barco alejándose.

Una fotografía es un levantamiento topográfico de la existencia.


(Fotografía de partisana, Nueva York)

8 comentarios:

abril en paris dijo...

Sobran las palabras es cierto pero al mismo tiempo invitan a extenderse y contar una historia o a dibujarla.

Un saludo afectuoso :-)

meloenvuelvepararegalo dijo...

Las palabras pueden ayudar a entender al artista, no tanto a su obra.
Bonita foto, fotógrafa.

David dijo...

La foto es preciosa, y el post va en consonancia. Además, que vengo de la idiota, y el post de allí me había dejado un poco.. no sé.. no tendré el día... esta entrada me da otra cosa.
Un abrazo.

Blue dijo...

Muchas veces me he arrepentido de escuchar a un artista explicar su obra. El discurso forzado que hacen a veces parece que vacía de contenido su obra. Me creo más a los que no se explican. Las mejores obras trascienden a sus autores, ni siquiera ellos las saben explicar, aunque quieran.

Besos, Marcela.

Me ha encantado la última frase y la foto.

pilar mandl dijo...

¡QUE DEFINICIÓN MÁS BONITAAAAA!!!!
(Preciosa foto)

evasiete dijo...

Que buenas reflexiones haces Marcela.
Con esta manía que tenemos de teorizarlo todo, se pierde la esencia muchas veces.
Foto 10
Besos

Vanessa dijo...

Una imagen vale más que mil palabras...
Besos.

trilceunlugar dijo...

Y con la magia de que esas imágenes jamás envejecerán.
Beso Marcela mía