lunes, 3 de mayo de 2010

cada cual según su espíritu


“Cada cual tiene el éxito que su espíritu reclama; y cuando a uno el éxito lo vulgariza y lo desfigura es porque los gérmenes de la vulgaridad ya existían en él, y podían vislumbrarse en su espíritu incluso cuando estaba solo y en la oscuridad”.
(Natalia Ginzburg)
Vuelvo siempre a Natalia, me provoca la seguridad de lo bueno conocido. Es como una ama de casa que sin darse importancia, hace feliz a todos los que le rodean con su trabajo bien hecho y sin síntomas de cansancio. La pasta por ella cocinada es muy simple pero muy elaborada. Con su fresco sabor a albahaca. Son sabores de siempre, bien condimentados, muy elaborados y mezclados con elegancia, sin darse la más mínima importancia.
Una no es quién dice ser, sino la que sus actos continuados delatan. El paisaje no engaña, se retrata tal cual es. Natural viene de naturaleza.

(Fotografia Desiree Dolron)

8 comentarios:

abril en paris dijo...

Uno no es quien cree ser sino que son sus actos...lo que le definen.
Profundo e interesante. No somos lo suficientemente objetivos para valorar lo que somos o queremos ser.
Pero lo que si es cierto es que estamos en ese camino siempre: el de descubrir cual es nuestro espiritu y aprender a respetarlo.Lo que opinen los otros deberia ser secundario.

Un saludo afectuoso:-))

David dijo...

No he leído nada de esa mujer, pero estoy totalmente de acuerdo con la cita. Y menuda biografía la suya.
Debo reconocer mi ignorancia y decir que no sabía nada de ella.
Un saludo.

marcela dijo...

Abril, en París y en Katmandú lo que hacemos dicen lo que somos.
Respetándonos respetaremos a los otros. Un abrazo cariñoso.

marcela dijo...

David, léela te va a gustar seguro. Es mi brújula. Te recomiendo "Las pequeñas virtudes", para empezar.
Un abrazo.
Somos lo que somos por los faros que nos alumbran.Que no quiere decir que nos contagien su sabiduría y buen hacer.
Un abrazo

trilceunlugar dijo...

!Qué grande Natalia! Tanto como tú que me la descubriste.
Un beso

evasiete dijo...

Desde luego que teorizar sobre lo que somos no vale de nada, el verbo es el que manda.
Un beso Marcela

pilar mandl dijo...

Muy bueno el fragmento que has rescatado de Natalia...

meloenvuelvepararegalo dijo...

Gracias por la reflexión...