jueves, 31 de diciembre de 2009

la inocencia es de colores

Os deseo recuperéis la inocencia, ese lugar que no debemos perder, que es el único en el puede y debe habitar la sabiduría. Feliz es aquél que sabe lo que necesita y lo quiere. Querer es más difícil que saber.Ser sabiamente inocentes.
(Fotografía Olaf Breuning)

6 comentarios:

Isabel Martínez dijo...

También te lo deseo a ti, de todo corazón,
Un abrazo, alma hermosa.

marcela dijo...

Gracias Isabel, y que tengas un año repleto de seres amigables.

pilar mandl dijo...

La inocencia no se "aprende" Marcela, ni se recupera...
Pero si tu nos la deseas para este comienzo de año. Haremos un gran esfuerzo.

Un beso

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

¡¡feliz año!!

Hoy he visto que me felicitaste en mi cumpleaños, ¡¡gracias!!! aunque llego tarde verdad?

Bueno, este año ya me embarqué en tu blog, espero conocerte mejor, me ha gustado lo que he leído

¿Te vienes al Bruniclub? siéntete como en casa y gracias de nuevo por la visita

marcela dijo...

Por supuesto Bruni, yo ya me había apuntado a tu club,desde el día que te plagié tu carta vaticana. Y soy más, desde que descubrí que tu estancia al lado de un hombre de estado bajito te da mucha más altura.
Besos.!!Feliz Dior!!

marcela dijo...

Pilar, ¿Crees de verdad que lo perdido no se recupera?. Mira, yo tengo una mezcla de inocencia y de ironía-nunca de cinismo-, y conforme me hago mayor me encuentro más inocente el lo fundamental. Y la inocencia a partir de cierta edad puede ser ignorancia, así que ignoro lo que no me gusta, que no quiere decir que no lo conozca. ¿Soy inocente, o no ?