sábado, 24 de octubre de 2009

a propósito de los prospectos



Catherine Deneuve, decía que los enamoramientos, o los flirteos, son como las pastillas: nadie puede predecir sus efectos secundarios.
Y lo peor, es que no vienen con prospectos.
(Fotografía Jean Loup Sieff)

11 comentarios:

pilar mandl dijo...

...y si vienen nunca los leemos :-)

Blue dijo...

..O los leemos cuando empieza a dolernos la barriga...

marcela dijo...

Lo malo es que yo los leo, y cuanto más contra indicaciones más me atraen,(me han atraído)pasado muy pasado.

pilar mandl dijo...

Ah! entonces tu "juegas" con ventaja puesto que vas buscando los efectos secundarios...

marcela dijo...

!Qué aguda eres...!

trilceunlugar dijo...

Yo siempre me he automedicado sin leer ningún prospecto...la palabra en sí ya me resulta contenida, fuera los prospectos y los libros de instrucciones. Algunas veces he disfrutado tanto con las contraindicaciones.

Julia dijo...

Es cierto!!! :)

Besoss.

nancicomansi dijo...

A mi esto ya me da mucho miedo...
De todas maneras, es que hay algo seguro en este mundo?

Besote!

(Tienes "trofeo" y mini-test en mi blog)

JOSÉ ÁNGEL HIDALGO dijo...

Buenas, pues he visto a la Deneuve y sus comentarios sobre los efectos secundarios y no me puedo resistir a comentar que qué efecto secundarios tandrán los hilos de oro que, atravesando su cara, le han dado ese hieratismo tan peculiar.
Saludos.
(Muy bueno lo de campeona mundial de ajedrez local).

calamarin dijo...

Pero en ocasiones los efectos secundarios son muy beneficiosos... yo tambien estoy de acuerdo con eso.
(siempre y cuando tu body los tolere)

lala dijo...

y si ...se viene el comentario obvio...
que linda mujer!!
me robo la frase..