viernes, 30 de octubre de 2009

filosofía de ignatius


Por fin se sirvió cuidadosamente la leche en su tazón Shirley Temple, mientras añadía:

-Habría que imponer un régimen en este país para evitar que se destruya a sí mismo.Los Estados Unidos necesitan filosofía y geometría, necesitan buen gusto y decencia. Sospecho que nos estamos tambaleando al borde del abismo.

-Tendré que pasar mañana a por el crédito hipotecario, Ignatius.

-No trataremos con esos usureros, madre- Ignatius andaba rebuscando en un tarro de pastas-Ya saldrá algo.
( La conjura de los necios, John Kenenedy Toole)
Calcadito, calcadito éste diálogo pudiera darse hoy en nuestro país.
(fotografía de marcus felder)

3 comentarios:

trilceunlugar dijo...

descubrí que era una freaky cuando a los quince años me enamoré de Ignatius, nunca se ha desdibujado el personaje de mi cabeza...de las mejores creaciones literarias

marcela dijo...

Yo también soy Ignatius...

fiorella dijo...

John Kennedy Toole lo descubrí hace muchísimo y siempre lo tengo presente a Ignatius.Lo leimos tres amigos y ante ciertas situaciones,hasta hoy, nos decimos:Ignatius, no te hizo acordar a Ignatius?.Tengo que leer La Biblia de Neón, de él también. Somos,Marcela,somos.Un beso