martes, 21 de julio de 2009

homenaje a una mujer


Aquí dejo un retrato de Gerda Taro, la mujer que se inventó a un gran fotógrafo. La mujer que hizo que Robert Capa fuese un mítico reportero de guerra. Falsificó su nombre; le nombró, lo cuido, y no se sabe dónde empiezan las fotos de Capa y dónde termina el ojo de Taro. Murió aplastada por un tanque en la Guerra Civil española. Su obra murió aplastada por el nombre mítico del hombre al que amó.
En pijama- posiblemente de Capa- la imagen ha dado tema para una novela.
Judía, de izquierdas, libre...y dispuesta a ceder protagonismo a su chico. No parece que su problema fuera la inseguridad.

2 comentarios:

Julia dijo...

Justito hace unos días leí su historia.
Gracias por tu visita a mi blog.
Cuando quieras volver... sos bienvenida!.
Besosss.

eva al desnudo dijo...

Es una gran fotografía. Siempre la imagino con su eterno traje negro y zapatos de tacón, empuñando una pequeña pistola en primera linea.