jueves, 2 de julio de 2009

comunicados innecesarios

De las miles de millones de conversaciones por telefonía móvil que ocurren cada hora en las ciudades y suburbios del mundo, la mayoría, sean privadas o de negocios, comienzan con una declaración del paradero o ubicación aproximados de quien llama. La gente necesita de inmediato identificar con precisión dónde se encuentra. Es como si estuvieran perseguidos por la duda de que tal vez no estén en ninguna parte. Circundados por tantas abstracciones tienen que inventar y compartir su localización transitoria." [...]John Berger, Diez comunicados: dónde hallar nuestro lugar,

Greta Garbo desapareció antes de que existieran los móviles. Y nunca hubiese tenido uno. Tampoco le gustaría el cerdito que un admirador-a ha dejado en su tumba. Era exquisita y nada tierna.

2 comentarios:

lala dijo...

allways greta...

MBI dijo...

Así era, exquisita y nada sensiblera.
Aquella mirada escéptica
lo quería todo y todo lo daba por perdido.