viernes, 3 de mayo de 2013

nuestros sueños nos delatan


¿What Ever Happened to Your Dreams ?
Cuando nos dijeron que podíamos soñar, nos pusimos a ello. Cuando nos dijeron que todo nos estaba permitido y que podíamos desearlo todo, nos crearon las necesidades y abandonamos los sueños. Nos creímos que los sueños se compraban.
Cuando crecimos, la alfombra en la que simulábamos volar, sólo era un trozo de tela encima de nuestros pies.
Hemos aterrizado y vamos a aprender a vivir sin tener. La costumbre no será nuestro aliada. Quizás ahora soñemos de verdad.

Y el que sueña es porque sigue vivo. Somos mucho más que las pesadillas que nos crea el mundo real. Y los sueños son la capacidad de vivir expectantes. Además de que muestran la realidad de lo que somos. Se conoce a los hombres por sus sueños.

15 comentarios:

Genín dijo...

No, jamás creí que los sueños se podían comprar, ni la amistad, ni el amor a lo que fuera, lo malo es que uno está rodeado de gente que solo cree en el poder del dinero, lo vemos a cada rato en nuestros gobernantes, en todos los medios, los amigos y familiares incluso, pero corazón ¿Sabes porqué?
Porque no han llegado a mi edad.
Siempre soñé, desde niño lo hice, de joven mas todavía, me dieron hostias hasta en el DNI por ello, hasta me divorciaron, pero yo sigo soñando y nunca renunciaré a ello y aunque parezca tonto, ahora mas todavía que nunca... :)
Besos y salud

marcela dijo...

Genín, eres una de las personas más bellas que he encontrado en mi vida. Lo sé desde hace mucho tiempor y estoy orgullosa de ser tú amiga. Es verdad los que no han llegado a la sabiduría que posees se pierden incluso sus sueños. ¿Sabes?, me encantaría hacer un viaje al sur y conocerte y ver tu ranchito.
Un abrazo, y salud.

Genín dijo...

Eso está hecho guapa, nos ponemos de acuerdo cuando te venga bien, y listo.
Yo tengo la misma opinión de ti, es cosa de química :))
Besos y salud

Carmela dijo...

La entrada, los sueños, es un hermoso tema para hablar y soñar, pero mucho mas hermoso es leeros.
Besos a ambos.

Maia L.B. dijo...

El día que deje de soñar...bué, ni te digo.

marcela dijo...

Genín, en el momento que pueda me voy a acercar a verte. Te lo prometo. Quiero ver esa vivienda que hace que seas tan feliz. Además es eco-sostenible y sin echarle mucho cuento.Besos.

marcela dijo...

Carmela, yo siempre creo que el que sueña con cosas imposibles vive más. La realidad es muy bajita. Pero hay personas que sueñan con dinero, triunfo y realidades que al alcanzarlas siempre te hacen peor.
Un beso.

marcela dijo...

Maia, sé que sueñas porque la escritura es poner los sueños en un papel para poder compartirlos con otros. Y la mente siempre vence en capacidad de lontananza. Más allá.
besos.

Blue dijo...

Los sueños cansan. A veces sería mejor no tenerlos.
;-)
Besos.

marcela dijo...

Blue, tienes razón, lo he pensado y yo soñando me he cansado enormemente. Sin embargo, sigo soñando.
Besos, hoy espero que tengas sol.

Blue dijo...

Hay sol, pero sueño con que caliente como debiera.
;-)

India dijo...

Sueñas... te paseas por la "realidad", a veces te paseas por la "realidad" pero a través de tus sueños... otras veces la "realidad" se cuela en los sueños... Hay días en que los sueños son una carga y otros en que la "realidad" aplasta... y así de viaje en viaje... Ni los sueños ni la "realidad" básica se hace de cosas materiales ni de cosas "demasiado" lejanas...(para mí, diré, claro,... cada uno es cada uno)
Achuchones... a ver si es verdad que pisas Sur...

David dijo...

Jo. Esta entrada es genial...pero no sé por qué...me parece que casi(y digo casi) pega más en la idiota que aquí.
Otro abrazo.

marcela dijo...

India, realmente la realidad pesa tanto como los sueños que son de plomo de El Halcón Maltés. besos.

marcela dijo...

David, que digas que la entrada es genial hasta me asusta. ¿Y en la idiota? Bueno voy a disfrutar de tu halago. Besos desde el IPad.