viernes, 16 de diciembre de 2011

nada es lo que fue



La fotografía siempre miente, porque al congelar el instante fugaz, ofrece una especie de falsa temporalidad, "es y no es". No miente sobre el presente, pero sí sobre el pasado siendo incapaz de predecir ningún futuro. La fotografía nos dice "esto ha sido" y por eso se convierte en un recuerdo irrevocable. Y ya sabemos que los recuerdos casi nunca son exactos a lo que sucedió.
Yo los recuerdos los cambio en la medida que necesito contarme cuentos. Nunca son exactos, pero son míos, e incluso diría que mejores de lo que fueron.

8 comentarios:

Genín dijo...

¿Sabes lo que he pensado en el instante que vi la foto?
Pues que en el lado de la calle que no se ve en la foto, un día, estuvo el muro de Berlín, las razones son obvias, lo canta el estado del edificio...
Besos y salud

Carmela dijo...

A mí sin embargo Marcela me encanta "ver" esos momentos retratados, e imaginar sobre ellos. Creo cómo tú que los recuerdos nunca son exáctos, o mas aún, que responden a nuestro propio recuerdo más que a la realidad de ellos, y bueno creo que eso tampoco está mal.
Me encantan los edificio antiguos.
Un besote

Blue dijo...

Es verdad, congela el tiempo y eso es imposible.
Hace unos segundos vi una foto de un edificio destartalado en una calle solitaria, y ahora mismo lo que recuerdo es una esquina de La Habana con unos cubanos que charlan sin prisa.
Besos.

India dijo...

Miente la fotografía, mienten los recuerdos... todo miente. Pero si nos mienten tal y como les pedimos que lo hagan... no se portan mal del todo! ;-)
Achuchones!!!!
Pd.- Recuerdo al ver la foto, un paseo con humedad tropical... jijijijiji y nunca estuve en uno jaaaajajjajaa

pilar mandl dijo...

Con tu imaginación tus recuerdos tienen suerte...

Un beso

Helen Ford dijo...

No es que mienta, sino que es imposible captar nada tal y como es, porque todo va fluyendo y nada permanece. La vida es tan inasible, que es normal que acabemos recordando lo que nos da la gana.

PoeMa Bat Soilik dijo...

Te entiendo, yo sólo guardo los recuerdos que me dan fuerza y alegrías, lo demás se borra de mi memoria como por arte de magia.

Un beso!

Verónica dijo...

La fotografia expresa mas que unas palabras bien escritas.

besos