domingo, 23 de octubre de 2011

emanciparnos

"Creo que viajar no vale la pena si uno no lleva consigo su vida. Es algo que estoy confirmando a mis expensas durantes estos días melancólicos en París. Es paradójico, pero un viaje se soporta sólo si es insignificante, si no cuenta, si no deja huella. Uno viaja, se va al otro lado del mundo, pero deja su vida en casa, guardada y lista para recuperarla a la vuelta. Salvo que cuando uno está lejos se pregunta si por casualidad no habrá traído su vida consigo, sin querer, y allá no habrá quedado nada. Basta con la duda para crear un miedo atroz, insoportable, sobre todo porque es un miedo a nada, una melancolía."

(César Aira, La costurera y el viento)

Así me siento cuando viajo, dejo en mi casa lo que es mi vida y el regreso es recuperar el viaje de otra manera. Mis cosas, mi casa son lugares desde los que también recorro y conozco el mundo. Es más; el mundo lo conozco mejor desde casa. Viajar es un acto de despojamiento, de desconocimiento de uno mismo, de emancipación. Me gusta.

6 comentarios:

Jackelyn dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Si vamos a viajar hay que cargar con todo, pero regresar con solamente aquellas cosas que no causan mucho peso...Bendiciones, Saludos desde Puerto Rico

pilar mandl dijo...

Me gusta tu definición de viajar...
:_)

Genín dijo...

Es cierto, hoy día viajamos mucho mas que antes con este medio, y encima, desde nuestras casas.
Besos y salud

India dijo...

Esto debe ser, como todo, en función de la práctica realizada jejeje... a una, que viaja mucho desde casa y no tanto dejando la casa, le encantaría poder ejercitar ese despojamiento y retomo del hogar y sentirse ajena a todo estando en otro espacio... y eg que encima, así como tú lo cuentas, pues más ganas que entran! ;-)
Achuchones!!!!
Yo me emancipo
Tú te emancipas
Él se emancipa... eg que parece que es verbo reflexivo... reflexionemos pues juajuajuajauaaaa

Carmela dijo...

No se Marcela, si llego a entenderte del todo pero supongo que dependerá de los mismos viajes. Los últimos viajes físicos que yo he hecho, son precisamente viajes para encontrarme a mi misma y necesito para ello despojarme de todo lo que no sea yo y mis sentimientos. Aparco todo y viajo ligera, para volver luego a mis cosas tangibles y diarias. También es cierto que hago enormes viajes desde casa sin moverme, pero estos si que suelen traerme nostalgia.
Besos grandes

fiorella dijo...

En mi caso fue iniciático,en todos los sentidos posibles. Me llevé a mi misma y fue liberador. Pude,luego,ser mi casa,esta desde donde escribo y soy.Un beso