miércoles, 13 de mayo de 2009

por boca de otros

En realidad, la cita es una forma de homenaje. También, de reconocer que si alguien dijo algo mejor que tú, es mejor que lo copies. Hay personas que odian tener una idea y descubrir que otro antes la tuvo, he asistido a la ridícula pretensión de que se la habían robado. He conocido artistas que creen no tener influencias, he oído frases que son estribillos, de tan conocidas. Citar consiste en elegir, y ésto ya es una forma de definición. En consecuencia, yo adoro las citas, y creo que lo más difícil es escoger entre tantas, tan buenas, tan profundas, tan antiguas y tan recurrentes. Citando nos desnudamos.
Mejor lo dice Javier Cercas:
"Sé que hay gente a quien no le gustan nada las citas (literarias, claro está) ; a mí me encantan. Sé que hay gente a quien las citas le parecen una forma insufrible de pedantería, o de soberbia; a mí me parecen una forma obligada de humildad: no es que los sabios tengan respuestas para todo, sino que quien cita celebra que haya habido tipos listísimos y que, por muy original, alguien pensó antes que él lo que él ha pensado."

(Fotografía de G. Richter)

3 comentarios:

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...somos un todo dentro del universo , asi e sla vida y en ella venimos ,morimos y dejamos huecos de amor a los siguientes...tuyo desde el alma jose ramon.

MBI dijo...

A mí tb me gustan las citas.
Ellas me han llevado a pensar, a encontrarme con un alma singular, a coincidir con el entusiasmo de una amigo que te es revelado...
En fin, que me han dado muchas satisfacciones, como la de poder decir a alguien, de la mejor de las maneras, lo que quería supiera.

Bellaluna dijo...

Me gustan las citas pero tengo muy mala memoria. Las olvido, o bien olvido dónde las anoté -desorden- y cuando me acerco a la estantería de libros me produce vértigo pensar dónde, quién, cuando... nos ayuda en esto internet... ¿nos ayuda?

Un beso!