lunes, 27 de octubre de 2008

tiempo lento

El buen teatro te reconcilia con el mundo. "Las cosas de Stifter" de Heiner Goebbels, son la belleza especular, el tiempo congelado, la emoción helada. Las cosas cuentan su propio relato, los personajes no existen y, enseña a través de su deliberada lentitud y a base de repeticiones rituales aspectos que son necesarios aprender hoy. Un mundo, en el que la velocidad no puede llevar más que al reto de la vida más pausada.
Belleza, una nube congelada, unas gotas de lluvia, la pintura de Uccello que se hace digital, poemas entre lo pictórico y lo poético en un espectáculo insólito, por inolvidable. Paolo Ucello, terminó sus días en 1475 « solo, excéntrico, melancólico y pobre »
Imágenes....que me hicieron sentir mi infancia un día de nieve.

1 comentario:

trilceunlugar dijo...

a veces me da por pensar que la melancolía es la inteligencia de los sensibles...
ni sola ni meláncolica lola-lunera que ya sabes que te vigilo.
Nos vemos mañana y nos contamos.
Tengo muchas ganas.
Minibesoalegre