viernes, 3 de octubre de 2008

el vacío acelerado

‘No importa lo que hagamos, ni nuestros libritos', le dijo a Braceli. ‘Lo que importa es cómo vivimos, eso es lo que va a hablar bien o mal de nosotros'.
Es un país que sabe a nada, que no es sino confusión entre lo que creemos ser y lo que somos, que cree que rectificar es de tontos, y en el que cada uno no es culpable ni de sus propios errores. Es un país de tuertos en el que además el ciego es rey.
La mujeres que no van a Cibeles sacarán el país adelante. Un país, que genera partículas elementales, aceleradas, con agujeros negros. Ese país es el nuestro. (Foto AF)

1 comentario:

trilceunlugar dijo...

Una vez fui a Cibeles, y a veces tengo vacios acelerados...y suelo soñar en grande...
Beso y sonrisa