miércoles, 23 de abril de 2014

refugios contra demoliciones



La lectura es a la vez la construcción de un universo y un refugio frente a la hostilidad del mundo.
Ricardo Piglia. El último lector

Cuando algo se me desmorona me encierro entre las páginas de un libro, y allí me siento a salvo, recupero bellas palabras, encuentro emociones, me inquieto y sobre todo, recupero parte de la estructura de mi viga maestra que fue demolida.
Desde siempre los libros me han acompañado incluso en navegaciones que consideré muy arriesgadas y en las que llevada por mi inseguridad, me embarqué en busca de algunas islas que no estaban habitadas.

3 comentarios:

Anónimo dijo...


Abril venti-tres, XXxiv

Impagable!!

Todo oculto bajo "tierra
sin dar cuenta "tus instintos
con la ocurrencia "de tu panza
atrevida, fresca, lozana,
ni los anios "te ganan
lo que vives "en opulencia;

Ni del pobre te compadeces
lo declaras "mal parado,
eres tan desquiciante
que ni ves que son
ellos "tu incumbencia,
aquellos que "pisoteastes
y son indignos de "tu sangre,
los que elvaron tu herencia
y tu Don de Nadie y Galante...

Aaahhh!! Chafardero!!
que poco has apostado
del sudor de tu frente
y beneficios de tu hermano
Sigue, injusto!1
Derrumbate en tus propios pies,
no sere Yo quien te abraze!!

Ysa,

Genín dijo...

Pues que quieras que te diga, mucho mejor las islas deshabitadas ¿No? :)
Besos y salud

Skyline Spirit dijo...

pretty nice blog, following :)