lunes, 31 de marzo de 2014

la empatía ese pegamento que une



Afortunadamente no hay dos personas iguales pero en estos extremos de la diferencia o la repetición cabe gozar o sufrir, divertirse por partida doble o divertirse por explosión. Sufrir al transformarse en  ser de uno y el mismo es cansado.

Una virtud, "la empatía", haría las veces de un pegamento hermoso para toda convivencia pero es tan precaria y mágica esta cualidad que todas las parejas, todos los parajes, todos los pasajes tienen, al cabo, que reñir. (Reñir, restañar, restar, reparar, estar, perdonar, olvidar, existir.) He aquí el interminable guión de permanecer aquí amando o todavía vivos.
(Verdú)

Lo que no es de recibo es que mientras uno riñe, restaña, perdona y olvida el otro se convierta en un ser que mira siempre para otro lado y no tiene nada que decir. Se puede morir de amor, pero peor es morirse de aburrimiento. Los lados del cuadrado siempre limitan y cierran por un lado; por el mismo siempre y se abren interminablemente y con espectacular repetición por el otro. Dos no discuten si uno no quiere, ahora bien conozco personas que nunca discuten, porque sus libertades pasan por eliminar el tiempo y la vida de su contrario.

Una relación puede terminar bien o mal, generalmente terminan mal. Ahora bien, si ha sido muy larga y termina sin más, es que no hay nada que discutir y ni siquiera que recoger o repartir. Ha sido entre el cero y su multiplicación.
(partisana)

5 comentarios:

Genín dijo...

No se que decirte para que no resulte demasiado crudo, digamos que cada vez me cuesta mas trabajo socializar, y ya, vivir en pareja, ni te cuento...
Creo que estoy demasiado decepcionado de mis congéneres, yo incluido, claro, supongo que eso significa que el genero humano me ha decepcionado... :(
Besos y salud

marcela dijo...

Venían, te entiendo y casi comparto, la desilusión hace estragos según pasa el tiempo. Y si has confiado mucho la sensación de decepción es todavía mayor.
Besos y salud.

marcela dijo...

Genin, corrige tu nombre a peor. Lo siento.

Blue dijo...

La empatía no sé si une o quema. A veces creo que sería mejor no tener ninguna.

Besos, Marcela.

Elizabeth Barrios dijo...

Te he nominado a los Premios Liebster Awarda ---> http://bajandolibrosdelaweb.blogspot.com/2014/04/nominada-liebster-award.html