viernes, 12 de julio de 2013

afomíos para tiempos cínicos


un mundo perfecto es aquél en el que los tesoreros custodian el dinero, no los que lo roban.
un asesino a sueldo sólo debería matar a su jefe por despido improcedente.
el mayor momento de realización en el trabajo es cuando te pagan.
los dioses están muy ocupados jugando a los dados.
ser santo es el camino más directo hacia vivir en el infierno.
las mayores equivocaciones son aquellas que parecen aciertos.
el único amor que no se acaba es el amor propio.
la autoestima que se pierde no se recupera pagando a un terapeuta.
los recuerdos en ocasiones son pasillos escasamente iluminados.

14 comentarios:

Genín dijo...

jajaja Me estoy pensando lo del amor propio...jajaja
Besos y salud

marcela dijo...

Genín, gracias por pasar y reirte. Una sonrisa es lo mejor que puede provocar este pequeño blog.
Besos y salud.

Blue dijo...

Tres teclas muy importantes junto con la barra espaciadora, jaja.
Cuando se pierde la autoestima hay que ponerle una vela a un santo milagreiro.
;-)
Besos.

Carmela dijo...

El amor propio y los pasillos escasamente iluminados, dan de lleno en la diana, ;))
Besos, Marcela

Maia L.B. dijo...

¿Desafías a Einstein, querida Marcela? ;)

El mayor momento de realización en el trabajo, para mí, es cuando me cambio de trabajo.
Besos !

Maia L.B. dijo...

Y el amor propio acaba donde comienza el amor impropio. No puedo con mi genio, jajajaja. Más besos.

Maia L.B. dijo...

Tu blog es totalmente lúdico. Me encanta.

India dijo...

La autoestima tampoco está en cuando todos te aplauden y no se te separan.

Me gustan los cojines! el orden influye? porque como sea que sí... en mi casa afú...

Achuchones!

marcela dijo...

Blue,esas teclas deberían ser fundamentales en la existencia. Y la barra como tú dices otro elemnto imprescindible.
Besos, muy calurosos y a punto de emigrar al frío.

marcela dijo...

Carmela, las que sabemos de eso tenmos que confiar en que los pasillos de repente estén repletos de luces multicolores.
Besos.

marcela dijo...

Maia, desfaio a Einstein porque sé que todo es relativo, e incluso los dados pueden estar trucados. Y además el pobre murió, no se va a enterar.
Gracias por lo de lúdico. me gusta el juego.
Besos.

marcela dijo...

India, la autoestima se va dejando una a chorretones paseando por recovecos no controlados de la vida.
besos, pon los cojines en el orden que mejor te parezcan.
Un beso.

Blue dijo...

Marcela, si vienes para aquí te aseguro que no hay frío, pero al menos tenemos el mar cerca.
Ya avisarás.
;-)
Besos.

India dijo...

Además de verdad... que suele decirse. A chorretones que a veces te dejan tambaleando cuando caen y no se oye el final de la caída... así es.
Es difícil controlar (por eso el juego de ordenar los cojines) saber que auto implica uno mismo, y que en lo referente a la autoestima, sin embargo... puede mucho lo externo.
Beso, en verano agobian los achuchones jejeje
Ya dirás dónde es el frío y si se puede ir!