lunes, 16 de julio de 2012

pensamientos sentados


 
una de las sensaciones que me abruman es que quiero vivir en cada momento todos los momentos que he vivido.
yo dejo para mañana lo que bien pudiera haber hecho hoy.
el presente siempre se me ha presentado de improviso; con demasiada presencia.
el tiempo para mi no es elástico, es reducido e incompleto.
mis mejores tiempos duran temporadas.

8 comentarios:

Maia dijo...

Envidio la capacidad de dejar para mañana lo que podrías haber hecho hoy. Yo quiero todo ayer.
Un beso, Marce.

marcela dijo...

Maia, es cuestión de entrenamiento. Bueno, no tengo a nadie que atender, y antes hacia el trabajo siempre para acabarlo antes de que se cumpliera el plazo. Ahora los plazos, a plazos.
Un beso

Genín dijo...

Pues si te duran temporadas es una verdadera suerte ¿No? Aparte de que hay desgraciados que los buenos tiempos no les llegan nunca, a muchos, a veces, nos duran instantes, por exagerar que ya sabes que me gusta mucho...jajaja
Besos y salud

India dijo...

Estoy segura de que podría permanecer de pie, dejando para "quizás más adelante" el acercarme mucho a esa butaca...jijijijiji me dan grima hasta los peluches que haces que son todo brazos... creo que ví Pesadilla en Elm Street cuando aún no estaba preparada para ello ;-) debí pensar también un "quizás más adelante" y no lo hice, quería todo ya... ahora sí noto que doy todo ya, pero que no me importa esperar si es que alguna vez voy a recibir algo.
Achuchones!

India dijo...

Errata... tú no haces peluches, que yo sepa, porque tú haces de todo! quería decir, los peluches que haceN

Carmela dijo...

Y a mí, a veces me abruma, querer que sea presente algunos momentos vividos y ya pasados. Dejar para mañana, es algo que voy consiguiendo, y cada vez mejor. El tiempo, a menudo, escaso, antes de darme cuenta es ayer.
Besos sentada.

fiorella dijo...

Los momtentos vividos,me refiero a aquellos donde mejor me sentí, esos....me ayudan mucho, que es posible todo. Un abrazo

Blue dijo...

Yo tiendo a la pereza y sólo tengo prisa cuando sé que me esperan.
Ese sofá, parece de palomitas...¡para comer!, ja, ja.
Besos.