viernes, 3 de febrero de 2012

vivir en cualquier lugar



Yo quiero ser austriaca por sus cafés, holandesa para cuando me quede vegetal, quiero ser inglesa por la gestión de su cultura y sus museos, quiero ser alemana porque en sus barrios es posible hacer lo que se quiera y no lo que demande el mercado, quiero ser francesa para editar libros y que sean respetados, quiero ser japonesa para respetar a los mayores, quiero ser diseñadora mexicana por sus gráficas de colores, quiero ser caribeña para tomarme la vida con tranquilidad, quiero ser sueca para tener derecho a su estado de bienestar, quiero ser islandesa para disfrutar de sus paisajes, quiero ser italiana para comer sus múltiples pastas, quiero ser neoyorkina por la energía de sus calles, quiero ser suiza porque nunca he oído hablar de sus políticos, quiero ser portuguesa para ver las jacarandas en flor, y danesa para pasear en bici, lo que no quiero es que las libertades y las ventajas estén desperdigadas por el mundo, quiero un país donde se junten todas, para irme a vivir allí.
No quiero patrias ni banderas y menos, padres de la patria con bandos y banderías.
Y sobre todo no quiero tener obligaciones y ningún derecho. No pido paraísos, sino lugares habitables.
Y si pudiera ir en un bolso me trasladaría de un lugar a otro en función de mis necesidades, no de mis deseos.
(fotografía alma almarán)

18 comentarios:

India dijo...

Yo de pedir y/o desear, querría algo parecido a lo que deber ser un puntito luminoso que aparece justo en el momento en el que hilas frases así, ... que se hiciera lugar para refugiarse.
La foto... bueno, bueno, bueno... achuchonable 100%... se siente cobijo y calor al mirarla.
Achuchones!!!

Blue dijo...

Yo quiero todo eso e incluso me conformo con menos.
Esa Lunita es una gozada ¡que expresiva!.
bueno, también hay que decir que la sabes entender...
;-)
Besos.

Maia dijo...

¡A mí me gustaría ser Lunita! mira lo feliz que se la ve, ella es ciudadana del mundo :)
Y, si no me censuro a mí misma y se me permite hablar en serio, y aunque me repita a mí misma y me digan que soy una pelmaza que vengo a arruinar la fiesta, aunque -confieso- me da un poco de verguenza hasta por lo cursi con una entrada tan bella, yo me conformaría conque haya paz. Claro, podría irme a vivir a otro país para encontrarlo, pero no se me da la gana. Porque acá va a llegar la paz y, cuando llegue, quiero estar acá para verlo.

Bur dijo...

me gusta ese lugar je

Genín dijo...

Pos yo...
Me conformo con tener una razonable salud, de lo demás, me encargo yo...jajaja
Besitos y salud

Carmela dijo...

De todos los lugares que cuentas o muestras me quedaría con el de Lunita, un lugar en él que respirar amor por los cuatro costados, el sitio casi que me daría igual.
Besos

marcela dijo...

India, la verdad es que Lunita aparece por los pelos, y porque es achuchable y mi compañía mas fiel nadie, nunca me quiso tanto.Vivir en donde tengamos a higos: aquí mismo en el blogger.
Achuchones.

marcela dijo...

Blue, yo también me conformo con menos, pero por pedir...y Lunita lo quiere siempre todo.
Un abrazo

marcela dijo...

Maia, me parece de lo mas respetable lo que pides, es casi lo fundamental. Vivir donde quieres, con quien quieres y en paz. Una no es de donde vive sino de donde elige vivir.
Un abrazo inmenso.

marcela dijo...

Bur, lastima que sea un lugar utópico. Gracias por tus visitas. Un abrazo

marcela dijo...

Genio, de momento todo fue un gustillo, o quizás simple aprensión. La salud es lo que importa. Besos tranquilos.

marcela dijo...

Carmela, ese es el lugar, me quedaría para siempre en el del amor.
Un abrazo

fiorella dijo...

Cualquier lugar que sea un nido...como ese donde está Lunita tan cuidada, mimada.Un beso

marcela dijo...

Fiorella, estamos siempre de acuerdo, cualquier lugar que nos acoja, que nos quiera cerca.
Besos, te recuerdo

Helen Ford dijo...

Dicen que lo que deseamos no es lo que necesitamos. ¿Será verdad?
A saber. Yo sólo sé que esta entrada me ha encantado.
¡Olé!

marcela dijo...

Helen, a veces lo que deseamos es justo lo que no necesitamos. De ahí que la publicidar se encargue de convertir deseos en necesidades.
Un beso

David dijo...

Me ha encantado esta entrada.

marcela dijo...

David, si sigues diciendo que te encantan las entradas, voy a creer que estoy haciendo algo mal...jejeje
Un beso, gracias