jueves, 11 de agosto de 2011

cosas mías por ajenas


A Patricia Highsmith le preguntaron si alguna vez se le rebelaron los personajes. Y ella dijo: “Cada tanto lo intentan, pero también yo tengo que saber decirles quién es el jefe”
Existe una fantasía por parte de los escritores, aceptada por nosotros de que los personajes cobran vida propia. No lo creo, y eso admitiendo que los post que aquí escribo siempre me parecen ajenos.
Pero sé bien que es una fantasía, debido a que carezco de otras más estimulantes.

7 comentarios:

Genín dijo...

¿Te parecen que las entradas que escribes son ajenas? jajaja
Menos mal!
Pensé que yo era un bicho raro...jajaja
Besitos y salud

Helen Ford dijo...

A mí me ocurre igual. Escribo algo, lo leo y no parezco yo.
Yo sí creo que los personajes cobran vida propia, en cada lectura.
Un abrazo.

pilar mandl dijo...

pues yo sí lo creo... los personajes se rebelan...

Tus entradas son muy TUYAS :-)

Say dijo...

besamos nuestras cuatro cabezas...todas...

es la ternura que nuestra propia ingenuidad y locura nos induce.

todo lo que escribimos lo escribe una de nuestras más exaltadas esperanzas.

hay otras palabras que en el silencio de nuestra convulsión aún no tienen grafía.

Un abrazo marcela

India dijo...

Me has hecho pensar en el último libro de Millás, "Lo que sé de los hombrecillos"... quizás acepté esa fantasía que dices de los personajes con vida propia, para excusar que no me gustó demasiado el libro ;-) Es tan raaro, raro como raro que a mí no me fascine algo de Millás jaajajjajaa
Lo que no me creo es esa frase final tuya, si algo no escasea en ti es la estimulación.
Achuchones!!!

Pd.- ¿Creceré lo suficiente antes de palmarla, como para ser capaz de redactar un comentario parecido a los de Say? :-)

Blue dijo...

Está claro quién es la jefa aquí. Tus personajes están muy bien sujetos!!!
;-)
Besos

Carmela dijo...

Ya quisiéramos muchas tener tu fantasía Marcela.
Yo lo que creo con los post, es que a veces no nos conocemos del todo o nos dá miedo admitirnos, pero las dos mismas manos, son las que tienen cada una de nuestras yo.
Besos.