miércoles, 30 de marzo de 2011

mi tiempo hoy, ahora



Durante demasiado tiempo viví de espaldas, ahora miro tan de frente que casi todo mi presente se convierte en futuro.
El presente es el futuro de mi pasado. Hay trenes que sólo pasan una vez.

(fotografía de Skalter de Tarkovsky)

11 comentarios:

feo dijo...

Nadna me recomienda tu blog y la experiencia me dice que sus recomendaciones son siempre muy acertadas. Como es el caso. Te iré visitando, ¡y no es una amenaza!

feo

Genín dijo...

Tenia olvidado el ruido del tren del pasado...
¡Me encanta!
Salud y besitos

Bellaluna dijo...

Coger todos los trenes, pero con certezas: en qué vagón, cuál la estación término, clase de tren, maquinista... de lo contrario, mejor ir arriba o en los topes, como vagabundos...

Say dijo...

...los sonidos tan importantes en el cine de Tarkovski y en nuestras percepciones invisibles...ese traqueteo del tren cuántas reflexiones dispara.

Como en esta secuencia del tren...así parece que todo corre por la superficie de nuestros sentidos, pero creo que desde siempre hemos explorado la vida, adentrando cada cosa vivida, aún cuando pensamos que hemos vivido de espaldas.

Ahora, cuando ya tenemos años, somos más conscientes de todo y del hoy. Nos hemos vuelto más suaves y débiles, como dice Stalker en la película, recitando unos versos de Lao Tse, "Los suaves y débiles son compañeros de la vida". Por eso queremos vivir el presente tan de frente, como muy bien dices.

Hoy, cada tren que pasa es el nuestro. Y no queremos dejarlo escapar.

Abrazos!

India dijo...

Sería perfectamente el plano que a mí me gustaría ver.
Es muy bonito lo que dices... muy bonito.
Achuchones!

Blue dijo...

Como mínimo deberíamos nacer dos veces.
Esta secuencia en la que "no pasa nada" es de lo más sugerente...

Besos.

Ricardo Pérez dijo...

Es una lástima que seamos incapaces de romper nuestras cadenas materiales para poder encaminarnos hacia "La Zona"... Lamentablemente, tampoco queda ningún Stalker que nos conduzca hasta ella.
Un cordial saludo.

Staff de Bla Bla Bla dijo...

El martillo del tren marca el tempo del corazón. Genial.

marcela dijo...

El ruido del tren es uno de los que más me gustan. A mi me pones en una ventanilla y puedo ver pasar el mundo..
Besos

Cristina Suspiria dijo...

qué ganas de ver esta peli

bonito blog, saludos

Cristina

Carmela dijo...

Una vez expresé que prefería descarrilar a no tomar ese tren y ...descarrilé. Pero lo que duro el trayecto fue hermoso.
Y me niego a pensar que solo pasan una vez. Lo sé, pero lo niego, es mi única opción.