miércoles, 22 de abril de 2009

mi familia y otros animales

No hay nada que admire más que estar y no estar, las presencias rotundas acaban por abrumar. Entre escritores admiro a Vila-Matas y detesto a las presencias in-sociality-literarias y artísticas de la vida madrileña. Siempre están, con lo cual no creo que tengan tiempo de escribir. Eso dicho de que en Madrid a las siete de la tarde o tienes una conferencia o te la dan, es más que cierto.
En la larga lista de los viajeros seducidos, transformados, enloquecidos y hasta convertidos por su descubrimiento de México André Pieyre de Mandiargues (1909-1991) ocupa una posición aparte. Por una razón obvia: era un hombre aparte. Estaba y no estaba. Aunque fue muy cercano a los surrealistas, nunca se vinculó al movimiento. Pasó lo mismo con el grupo de la (Nouvelle Revue Franaise) de Gallimard que consiguió no más que un coqueteo suyo. Y a pesar de ganar el premio Goncourt (con La Marge en 1967) no pertenece a la lista de los autores comerciales. Era Mandiargues, autor de cosas preciosas, de novelitas preocupadas por el erotismo, de cuentos parecidos a poesía en prosa y al final de lo que podríamos llamar viñetas en prosa de gran calidad. Tiene una obra amplia que no siempre fue traducida al castellano (el libro más fácil de encontrar es su novela "La motocicleta" sobre el efecto combinado del deseo y del tiempo en un momento de esperanza). Adoro a Mandiargues.
Por eso el estar sin estar es producto de artistas como Duchamp, Walser, y otros genios de nuestra época. Yo pertenezco al club marxiano (línea Groucho). y soy hija única.

A veces parece que estoy, pero lo que busco no es estar sino encontrarme. No quiero compararme con los genios, simplemente es una identificación con otros solos. Y una
metáfora de mi misma. El psicoanalista me debe dar de alta. Yo ya me he dado porque empieza in.treatment y me basta con los problemas de los pacientes televisivos.
(Foto Alma Alamarán)

4 comentarios:

HYDRO dijo...

Pues yo me quedo con el titulo, mi familia y otros animales, jejeje.Saludos.

Nina Avellaneda dijo...

Marcela , qué generosa eres siempre conmigo , pero no vale :
estás lejos , y te gusta además saberme lejos , así no vale...
Por lo demás te explico lo de “galleta” a través de un ejemplo :

Alguien tiene que disertar sobre algún tema ,
Y entonces se pone de acuerdo con uno del público para que le
Haga una pregunta que han acordado desde antes y que , claro , el
Expositor maneja a la perfección . Entonces así queda bien el que diserta- porque sabrá la respuesta- y el que preguntó , puesto que hará una pregunta inteligente y será coherente y habrá participado.
En fin , decía que yo soy la muchacha galleta del muelle Barón (así se llama) porque pactamos en que todos los días iría y así nadie podría decir que a Ese muelle no va nadie.
Ahora , no sé cuál es mi recompensa , no sé , pero ahí estoy de todas formas .
Saludos , Nina.

Pd: no comenté nada de lo q escribiste :s

pilar mandl dijo...

¿in.treatment ? ¿Una serie? ¿Mandiargues? ¿murió en el 91? ¡Dios mío... ¡qué inculta me siento! ...y lo de la galleta de "Niña Avellaneda" tampoco lo sabía, ¿Tú te has puesto de acuerdo con alguien en alguna conferencia? ...igual pruebo en estas, como se grabarán y colgarán en Internet, se sabrá rápidamente "quien" ha sido... :-)

Un beso

MBI dijo...

Otra sola.