martes, 12 de enero de 2010

quisiera ser la costumbres

Me entero que Unamuno llamaba a su mujer "mi costumbre". Lo que hacen los años: antes oía la palabra costumbre y disparaba, ahora me gusta.

6 comentarios:

eva al desnudo dijo...

Todas las costumbres tiene cierto grado de peligrosidad, supongo que dependerá el saber complementarlas.

Hay pájaros que deciden quedarse una vez abierta la puerta de su jaula.

Besos Marcela, tus últimos posteos son muy intensos.

marcela dijo...

Eva, tienes toda la razón son intensos, será el frío y que no salgo de casa, sin embargo tengo la "idiota" para dar rienda suelta a mis tonterías y las de los que nos mandan-que n dirigen- Me alegro que te hayas pasado, un beso.

Noemí Pastor dijo...

Chica, Marcela, no sé qué decirte. Original sí es, pero bonito... ¿Bonito? ¿Cariñoso?

trilceunlugar dijo...

también hay costumbres amables...

marcela dijo...

Sí me resulta cariñoso, que estoy pasando una temporada muy necesitada.
Y no sé porque me parecía que me gustaría...quizás no. No sé. La seguridad la tengo helada como el clima.

pilar mandl dijo...

¿Y no era él mismo el que decía "acostumbrarse es empezar a no ser?, a lo mejor era Ortega, no ecuerdo ahora.

Un beso